Pasarela

Máxima encuentra en Guillermo su gran apoyo

  • Tras el fallecimiento de la hermana de la argentina, los reyes de Holanda se muestran más unidos que nunca

Desde que falleció Inés Zorreguieta, Guillermo no se ha separado de su mujer. Desde que falleció Inés Zorreguieta, Guillermo no se ha separado de su mujer.

Desde que falleció Inés Zorreguieta, Guillermo no se ha separado de su mujer. / efe

Esta semana se cumple un mes de uno de los momentos más difíciles de la vida de Máxima de Holanda, el fallecimiento de su hermana Inés Zorreguieta. Al enterarse de la triste e inesperada noticia la reina viajó a Argentina acompañada por su marido y sus tres hijas para estar junto a su madre y sus hermanos y dar el último adiós a una de las personas más importantes para ella. A esto hay que sumar que en agosto del año pasado la soberana perdió a su padre Jorge Zorreguieta tras luchar durante años contra una dura enfermedad. Desde entonces el rey Guillermo no se ha separado de su mujer.

En estos días Máxima ha regresado a la vida pública. Primero lo hizo durante una visita a una clínica de lucha contra el cáncer. Para ella fue un evento muy especial, ya que estaba programado para el mismo día en el que tuvo que poner rumbo a su país natal para despedir a su hermana. Haciendo gala de la naturalidad y cercanía que le caracteriza quiso tener unas emotivas palabras para agradecer a sus paisanos todo el apoyo que había recibido durante sus días más complicados. "Quiero aprovechar la ocasión para agradecer las innumerables cartas de pésame recibidas estos días. Han sido de mucha ayuda", dijo al borde de las lágrimas. La semana pasada Máxima de Holanda acudió a otro acto público, en esta ocasión acompañando a su marido en una visita a la región holandesa de West Friesland. El rey Guillermo estuvo en todo momento mirando de manera cómplice a su esposa y no faltaron los gestos de cariño entre ellos. Sin duda se ha convertido en un pilar fundamental para que su mujer se recupere de un acontecimiento tan doloroso. Esta vez la argentina estuvo más sonriente que en la anterior ocasión, demostrando que poco a poco va recuperando la sonrisa y la normalidad. Para la visita, en la que recibió mucho cariño de los holandeses, Máxima eligió un look muy elegante compuesto por un vestido de falda vaporosa y transparencias y una pamela a juego.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios