Festival virtual

Así fue la actuación de Katy Perry antes de dar a luz

  • La diva del pop electtrónico apareció con un modelo naranja para intervenir en la edición digital del festival Tomorrowland

El inicio de la actuación de Katy Perry

A punto de salir de cuentas, la cantante Katy Perry ofreció este sábado su última actuación pocos días antes de convertirse en mamá. Fue un pequeño concierto en el escenario principal de la inédita edición digital del legendario festival de música electrónica Tomorrowland. Enfundada en un vestido minifalda naranja de lunares blancos, que hacía fuego con la peluca color fuego con la que había decidido responder al pedido de excluir materiales reflectivos o brillantes, Perry, en avanzado estado de gestación llegó del cielo en un globo con la forma de la cara de un payaso triste. Con esa entrada, que una vez más demostró que nadie empieza una presentación mejor que ella, la artista ofreció dos canciones de su nuevo disco Smile, que sale al mercado el 14 de agosto.

La artista comenzó justamente con el primer sencillo de su nueva producción que lleva el nombre del álbum.Unos zapatos blancos de tacones medianos, la única concesión a la etapa final de la gestación de su primera hija con el actor británico Orlando Bloom, completaron el atuendo de Perry, quien estuvo acompañada durante los diez minutos de su show por cuatro de sus músicos, también vestidos dentro de la iconografía circense de Smile.

Katy Perry durante su actuación Katy Perry durante su actuación

Katy Perry durante su actuación

El segundo sencillo del disco, de nombre Daisies, fue la segunda canción nueva de Perry, quien escogió Tomorrowland para estrenar sus dos temas ante el público, aunque fuera de forma digital. Perry completó su participación con un popurrí de sus grandes éxitos, como Teenage dream y California Girls, con nuevos arreglos al ritmo dance, preferido por los amantes de la música electrónica.

Antes de terminar con su icónicas canciones Roar y Firework, vestidos de naranja y morado, con unos grandes sombreros rojos que les cubrían medio cuerpo, “una excusa para tapar las mascarillas”, reconoció la artista en una rueda de prensa dos días antes. Los organizadores de Tomorrowland intentaron convertir la obligada cancelación del festival (el más grande del mundo con un promedio anual de casi medio millón de personas) en una oportunidad para explorar los límites del mundo virtual.

Etiquetas

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios