Pasarela

Haya de Jordania se verá las caras con su aún marido el 11 de noviembre

  • El emir de Dubái no acudió a la vista preliminar del juicio por la custodia de sus dos hijos, pese a encontrarse en una subasta de caballos en una ciudad cercana.

  • El rey Abdalá de Jordania, hermano de Haya, la nombró embajadora en Reino Unido para ayudarla en su huida de Dubái.

Haya de Jordania y su todavía marido, el emir de Dubái, en las carreras de Ascot en una imagen de archivo. Haya de Jordania y su todavía marido, el emir de Dubái, en las carreras de Ascot en una imagen de archivo.

Haya de Jordania y su todavía marido, el emir de Dubái, en las carreras de Ascot en una imagen de archivo. / Efe

El próximo 11 de noviembre se celebrará el juicio para disolver el matrimonio entre Haya de Jordania y el millonario emir de Dubái. Previsiblemente, se alargará cinco días y permitirá conocer mejor los motivos por los que princesa Haya decidió huir con sus dos hijos el pasado mes de mayo. Desde entonces, vive con los pequeños en la casa que posee en el barrio londinense de Kensington, en Reino Unido, protegida de un posible retorno forzoso a Dubái con la inmunidad diplomática que le ayudó a conseguir su hermano, el rey Abdalá II de Jordania, nombrándola jefa adjunta en la embajada de Jordania en el Reino Unido. Con este gesto, Abdalá le brindó todo el apoyo posible en su situación.

La princesa Haya, en una foto de archivo, con su hermano Abdalá, y su cuñada Rania, entre otros familiares. La princesa Haya, en una foto de archivo, con su hermano Abdalá, y su cuñada Rania, entre otros familiares.

La princesa Haya, en una foto de archivo, con su hermano Abdalá, y su cuñada Rania, entre otros familiares. / Europa Press

La princesa, hija de Hussein y la sexta esposa (y más joven) del emir de Dubái, asistió el pasado martes a una nueva audiencia preliminar del juicio que tiene enfrentado al matrimonio por la custodia de sus dos hijos en el Tribunal Superior de Londres, donde Haya fue fotografiada llegando mucho más relajada y sonriente que en sus anteriores comparecencias.

Haya de Jordania, llegando a la vista preliminar del juicio por la custodia de sus hijos, el pasado martes. Haya de Jordania, llegando a la vista preliminar del juicio por la custodia de sus hijos, el pasado martes.

Haya de Jordania, llegando a la vista preliminar del juicio por la custodia de sus hijos, el pasado martes. / Efe

Mohamed bin Rashid al-Maktoum, el todavía esposo de Haya, por el contrario, decidió ausentarse de la audiencia, aunque acaba de trascender que el poderoso emir no se encontraba demasiado lejos de la capital británica. Según informan diferentes medios de Reino Unido, el emir estaba en Newmarket, ciudad situada a solo 185 kilómetros de Londres. Allí, fue fotografiado participando en la subasta de caballos Tattersalls, una casa líder en el mundo en este sector de la que el emir de Dubái, dueño de uno de los establos de caballos pura sangre más importantes de Reino Unido e invitado fijo en las carreras de Ascot, quedó más que claro que es un buen cliente: mientras Haya de Jordania comparecía en el tribunal de Londres, el emir gastaba más de tres millones y medio de euros en comprar un nuevo caballo de carreras, como ha informado la propia casa de subastas Tattersalls en su cuenta de Instagram.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios