Pasarela

"Soy orgullosa y prefiero que los chicos tomen la iniciativa"

Nacida en Los Molares, una pequeña localidad sevillana de 3.500 habitantes, Jéssica Bueno lo ha tenido muy claro desde que, ya con 15 años, se presentara por vez primera al certamen de Miss Sevilla. El sábado por la noche -cumpliendo con el refrán de que "a la tercera, va la vencida"- la joven volvió a subirse a la pasarela del Hotel Renacimiento, donde tuvo lugar el evento, y venció en una reñida competición en la que tuvo como primera dama de honor a otra participante veterana llamada Virginia Labrador. No obstante, Jéssica fue quien se alzó con la victoria convenciendo a un exigente jurado en el que se encontraban famosos como Marisa Jara, Álvaro Bultó, Lidia Lozano o Mila Ximénez quien, a pesar de sus incisivas preguntas en la toma de contacto previa con las chicas, no logró amilanar a una mujer que, a pesar de su juventud, demostró estar muy preparada. Estudiante de un curso a distanciade personal shopper, la nueva Miss Sevilla -sin novio y sin intención de ello-, tiene, como puede comprobarse en esta entrevista excusiva, las cosas muy claras y muchos interesantes planes de futuro.

-¿Qué sintió cuando, el sábado por la noche, la proclamaron nueva Miss Sevilla?

-Aún no me lo creo . Estoy como en una nube. Me paro a pensar en todo lo que conlleva el premio y... ¡uf! Lo único que sé es que yo me sentía muy preparada, física y mentalmente. Quise ir a por todas.

-¿Cómo ha sido el proceso previo hasta llegar al concurso?

-Pues iba al gimnasio todos los días y me cuidaba bastante en la dieta. Mucho pescadito, piña y pollo. ¡Con lo golosa que soy y sin un pastel todo este tiempo! (risas). Claro que me hice la promesa de que, una vez pasado, me tomaría un dulce de chocolate. ¡Es lo único en lo que pensaba!

-¿Y pudo cumplir ese deseo?

-Claro. Carolina Calvillo, una compañera, hizo una tarta que nos comimos en la fiesta (risas).

-Sus padres estarán contentos, ¿no?

- Mucho. Me siento muy orgullosa de mi familia. Tengo un hermano de 24 años al que quiero con locura y luego están mi padre, que es constructor, y mi madre, ama de casa. Este título se lo debo a ella. Me han apoyado un montón para que lograra mi ilusión.

-¿Cuál es la Miss que más admira?

-Eva González y, como modelo, Helen Lindes. El mundo de la moda es lo que más me apasiona. De hecho, estaba pensándome mudarme a Madrid o a Barcelona puesto que aquí, en Sevilla, el mercado es más reducido.

-Por cierto, hablando de otros mercados. ¿Le trata bien el del corazón?

-Bueno, me consiero un poco pasotilla en ese sentido. No me gusta ir detrás de los hombres. Soy orgullosa y prefiero que tomen ellos la iniciativa. Por lo demás, que sean tan cariñosos como yo y, puestos a pedir, que sean altos... (risas).

-¿Se considera guapa? ¿Es lo que siente cuando se mira al espejo?

-Hombre... Me siento guapa, pero eso es una cosa y otra que se te vaya la cabeza. El cielo es muy alto y las caídas duelen. Nadie es más que nadie.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios