Caso Invercaria El caso de la diseñadora Juana Martín es devuelto por falta de motivación

  • El juez recurre a “fórmulas estereotipadas”

  • La Audiencia también anuló autos por ayudas a Lolita Canalla y EDM  

Juana Martín llega a los juzgados de Sevilla Juana Martín llega a los juzgados de Sevilla

Juana Martín llega a los juzgados de Sevilla

La Audiencia de Sevilla ha devuelvo, por tercera vez en pocas semanas, una pieza del caso Invercaria al juez de instrucción por falta de motivación de sus autos. En este caso se refiere a la causa contra la diseñadora flamenca Juana Martín por  la ayuda de 850.000 euros que recibió de Invercaria. 

La Audiencia considera que el auto que resolvió los recursos contra el procesamiento “carece de la necesartia motivación” y, por lo tanto, es “infundado” y “provoca indefensión”.

La diseñadora cordobesa de moda flamenca, que no recurrió este auto, se enfrenta a una petición de la Fiscalía Anticorrupción de ocho años de prisión por un presunto delito de malversación.

El ex presidente de Invercaria Tomás Pérez-Sauquillo y otros dos ex directivos de la empresa pública sí que recurrieron a la Audiencia porque el juez de instrucción 16, Juan Gutiérrez Casillas, no había “cubierto las exigencias mínimas de motivación” al rechazar sus argumentos contra el auto de procedimiento abreviado. “No es que no conteste a los argumentos de la defensa, directa o indirectamente: es que ni los menciona”, se quejaron.

La Sección Tercera de la Audiencia les da la razón y recuerda que la ley exige que las resoluciones judiciales están motivadas. Sin ello, “no es posible conocer si la decisión judicial es correcta o desacertada y no es posible ejercitar realmente y con plenitud de garantías el derecho a los recursos”.

El juez “ni exterioriza ni expresa” las “razones jurídicas o fácticas”  que le llevaron a rechazar los recursos de los procesados”, en los que sus abogados exponían “de forma puntualizada y concreta” sus argumentos para pedir el archivo, según la Audiencia.

En el caso del ex director financiero Antonio Nieto, el juez le imputó haber participado “de forma directa o indirecta en cuatro operaciones de inversión”, pero “sin que en dicha exposición se le mencione en absoluto”. Y frente a tales alegatos, el magistrado “no ha dado respuesta, siquiera de manera sucinta, a las cuestiones que le plantea el recurrente”.

La devolución de este sumario se produce después de medidas similares dictadas en los últimos días por la misma sala de la Audiencia por otras ayudas de Invercaria a la diseñadora de moda Lolita Canalla y la empresa Electronic Devices Manufacturer (EDM)

La falta de motivación, añade la Audiencia, “no se salva con respuestas estereotipadas y genéricas o con fórmulas de estilo”.

Por ello, decreta la nulidad del último auto dictado en el caso Juana Martín y devuelve las actuaciones al juzgado para que el magistrado “dicte nuevo auto motivando  la resolución que adopte sobre las alegaciones y pretensiones de dichos recurrentes". 

La Fiscalía pide en este sumario ocho años de cárcel y 20 de inhabilitación para Tomás Pérez-Sauquillo, mientras que para Cristóbal Cantos y Antonio Nieto solicita seis años y seis meses de prisión a cada uno, así como 18 años de inhabilitación, por presuntos delitos de malversación y prevaricación.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios