Triple crimen de Dos Hermanas

El Pollino, condenado a un año y 9 meses por narcotráfico

  • Su padre, El Cabo, es condenado a dos añosLes aplican la atenuante de dilaciones porque el sumario estuvo dos años y medio "perdido" en Dos Hermanas

La madre del Pollino, Joaquina H.J., abandona la Audiencia acompañada por sus nietos La madre del Pollino, Joaquina H.J., abandona la Audiencia acompañada por sus nietos

La madre del Pollino, Joaquina H.J., abandona la Audiencia acompañada por sus nietos / M.G.

Cuatro miembros del clan del Pollino, que se enfrentan a tres condenas de prisión permanente revisable por el triple crimen de Dos Hermanas, han aceptado este lunes condenas de un año de cárcel y un año y nueve meses por tráfico de drogas en su domicilio. 

Ricardo G. H., alias El Pollino, y su padre Ricardo G. G., alias El Cabo, aceptaron un año y nueve meses de cárcel. El Cabo, además, acepto tres meses de cárcel por tenencia ilícita de armas. Aunque la familia tiene numerosos antecedentes por delitos similares, la sentencia les aplica la atenuante "muy cualificada" de dilaciones indebidas porque el sumario estuvo dos años y medio "perdido" en el juzgado de Dos Hermanas y fue necesario reconstruirlo.

La esposa del Pollino, Elisa F. H.; y su madre Joaquina H. J., aceptaron un año de cárcel por un delito contra la salud pública como cómplices ya que auxiliaban a sus maridos en la venta de droga pero "no participaban de forma directa en sus actividades".

El juicio en la Sección Séptima de la Audiencia no llegó a celebrarse por conformidad de todos los acusados. Junto al clan del Pollino, fueron juzgados el matrimonio formado por Antonio G. G. y Rosario M. M., el hijo de éstos Manuel G. M. y su pareja Sara M. P.

Todos ellos, según investigaciones de la Policía Nacional en el año 2012, se dedicaban a la venta de cocaína y heroína desde sus domicilios de Dos Hermanas. En el caso del Pollino, utilizaba la casa de la calle Cerro Blanco número 168 donde en septiembre de 2017 los acusados presuntamente mataron al ciudadano turco Yilmaz Giraz, su esposa Sandra Capitán y la hija de esta, una niña de seis años, por algún asunto relacionado con el tráfico de drogas. 

Este juicio por asesinato y secuestro se va a celebrar en breve ante un jurado popular en la Audiencia de Sevilla y cinco de los acusados se enfrentarán a peticiones de tres condenas de prisión permanente revisable.

En el caso sentenciado este lunes, los seguimientos policiales detectaron varias operaciones de venta de droga a consumidores. Un registro en la vivienda del Cabo encontró 12.544 euros en efectivo procedentes de su actividad ilícita, 21 envoltorios de heroína, 12,3 gramos de cocaína, un revólver y una pistola. La cocaína estaba valorada en 808 euros y la heroína en 60 euros, según el escrito de acusación al que tuvo acceso este periódico. En la vivienda de Cerro Blanco 168, la Policía incautó 1.377 euros.

El Pollino, su padre y su esposa fueron trasladados a la Audiencia desde la cárcel, donde se encuentran a la espera de juicio. Todos los acusados, puestos en pie, reconocieron los hechos y aceptaron las condenas de cárcel, que incluyen 900 euros de multa, tras lo cual el presidente del tribunal dictó de viva voz la sentencia.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios