Triple crimen de Dos Hermanas

El Pollino pide su absolución y conocer el nombre de los testigos protegidos

  • Pedirá la nulidad si los testigos siguen secretos y declaran por videoconferencia

El Pollino sale del Juzgado de Guardia tras su detención El Pollino sale del Juzgado de Guardia tras su detención

El Pollino sale del Juzgado de Guardia tras su detención

El abogado de  El Pollino, principal acusado del triple crimen de Dos Hermanas, una de cuyas víctimas fue una niña de 6 años, afirma en su escrito de defensa que los hechos no son constitutivos de delito, pide la absolución y que se conozca la identidad de los cinco testigos protegidos que declararán en el juicio.

En su escrito previo al juicio con jurado, la defensa de Ricardo G.H., alias El Pollino afirma que no conocer la identidad de los testigos protegidos vulnera su derecho constitucional a la defensa y a un juicio con todas las garantías, por lo que, de seguir secretos esos datos, “se solicitará la nulidad del juicio mediante los correspondientes recursos de apelación y casación”.

En su escrito, al que ha tenido acceso este periódico,  el abogado de El Pollino mantiene que “los hechos, tal como resultan de las actuaciones, no son constitutivos de infracción penal” y “procede la absolución de mi representado”.

Frente a esta interpretación, la Fiscalía pide para cinco acusados -Ricardo G.H., su padre, su esposa, un monitor de boxeo y su amigo- tres condenas de prisión permanente revisable a cada uno por otros tantos asesinatos, además de 18 años y medio de cárcel por delitos de secuestro y tenencia ilícita de armas.

Las víctimas fueron el ciudadano turco Mehmet Demir, su compañera Sandra Capitán y la hija de ésta, de 6 años, asesinados y enterrados en cal viva el 16 de septiembre de 2017, presuntamente por una deuda pendiente. La acusación particular que ejerce la hija de El Turco solicita tres condenas de prisión permanente revisable por otros tantos delitos de asesinato, junto a otros 25 años de cárcel.

Entre las pruebas para el juicio, El Pollino pide la declaración como testigos de las hermanas de la fallecida y del padre de la niña.

Pide también que comparezcan todos los policías que hicieron periciales de biología, ADN y balística, cuatro médicos forenses en relación al levantamiento de los cadáveres y la posterior autopsia y otro perito que analizó la tierra que rodeaba los cuerpos.

También pide el visionado de la diligencia de reconstrucción de hechos en su totalidad y la audición de las conversaciones telefónicas “pinchadas” a los imputados.

La defensa quiere "ver la cara, los gestos y reacciones" de los testigos

Esta defensa se opone especialmente a la petición del fiscal de que los testigos protegidos declaren por videoconferencia, “sin perjuicio de que se adopten las medidas de seguridad que se consideren convenientes”.

En total son cinco testigos protegidos, de los que la defensa quiere saber su identidad y que declaren presencialmente ante el jurado pues en caso contrario “se produciría una vulneración de los derechos fundamentales” de su defendido, en especial los derechos "a un proceso con todas las garantías, derecho de defensa, a no sufrir indefensión y derecho al  principio de contradicción”, aspectos en los que es “reiterada la jurisprudencia de nuestro Tribunal Supremo que así lo declara”, dice en su escrito.

Precisa que “no concurren en el presente supuesto motivos excepcionales de los que se concluya la necesidad de la ocultación de la identidad de los testigos protegidos a las defensas, máxime cuando no se trata de testigos presenciales de los hechos principales objeto de acusación, sino de hechos puntuales y circunstanciales”.

Sobre su declaración por videoconferencia, explica  que “los letrados de la defensa tienen y deben de ver, oír, observar todo lo relativo a las declaraciones de los testigos: su voz, su cara, sus gestos, sus reacciones ante las preguntas o ante las contradicciones en que incurran a fin de garantizar el derecho de defensa”.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios