Triple crimen Dos Hermanas La Fiscalía pide tres cadenas perpetuas para cada uno de los cinco acusados del triple crimen de Dos Hermanas

  • El Ministerio Público pide tres penas de prisión permanente revisable a los dos acusados que fueron contratados para secuestrar a las tres víctimas

Imagen de archivo de uno de los traslados de Ricardo García Hernández, 'el Pollino ' a los juzgados de Sevilla. Imagen de archivo de uno de los traslados de Ricardo García Hernández, 'el Pollino ' a los juzgados de Sevilla.

Imagen de archivo de uno de los traslados de Ricardo García Hernández, 'el Pollino ' a los juzgados de Sevilla. / Víctor Rodríguez

La Fiscalía de Sevilla ha solicitado la prisión permantente revisable para cinco de los siete acusados por el triple crimen de Dos Hermanas en el que murieron en el que Yilmaz Giraz, su pareja Sandra Capitán y la hija de ésta última, de sólo 6 años,  fueron asesinados y enterrados en una fosa de sosa cáustica en una vivienda de Dos Hermanas el 16 de septiembre de 2017.

En el escrito de acusación se considera a Ricardo García Hernández, conocido como El  Pollino; el padre de éste, Ricardo G.G. alias El Cabo; la mujer del Pollino, Elisa F.M.; el monitor de boxeo David H.P. conocido como El Tapita y su amigo José Antonio M.B. alias Quino, presuntos autores de tres delitos de asesinato y se les pide tres condenas de prisión permanente revisable a cada uno.

De otra parte, a la investigada Manuela M.O. se le considera presunta autora en calidad de cómplice de uno de los asesinatos y por ello se le pide una pena de 16 años, mientras que Joaquina H.J., madre del Pollino, se le acusa de encubrir los tres asesinatos y se le reclama una pena de 7 años.

Además, a El Pollino y su esposa les acusa el Ministerio Público de dos presuntos delitos por la detención ilegal de Yilmaz y Sandra, por los que solicita dos penas de 5 años de prisión así como de otro delito de detención ilegal por el secuestro de la menor por los que pide que se les impongan una pena de 6 años de cárcel. Además, les pide sendas penas de prisión permanente revisable por los tres asesinatos y una pena de dos años y medio de cárcel por un delito de tenencia ilícita de armas.

La Fiscalía solicita para estos dos acusados tres penas de prisión permanente revisable vinculadas a 18 años y medio de cárcel por otros cuatro delitos.

Por otra parte, el Ministerio Fiscal acusa al Cabo, el Tapita y a José Antonio Quino de un delito de detención ilegal por el secuestro de Yilmaz y un delito de tenencia ilícita de armas por el que les pide una pena de 5 y dos años y medio de cárcel respectivamente.De esta manera, estos tres individuos se enfrentan a una petición de siete años de cárcel que se unirían a una reclamación de tres penas de prisión permanente revisable por tres presuntos delitos de asesinato.

Además, la Fiscalía pide que se le condene a Manuela M.O. a 19 años de prisión al entenderla autora de un delito de asesinato en calidad de cómplice por el que le reclama una pena de 16 años de cárcel y de un delito de detención ilegal por el que le solicita una pena de tres años de cárcel. Finalmente, acusa a Joaquina de tres presuntos delitos de encubrimiento con una pena de dos años y seis meses por cada uno.

Un escrito escalofriante

En el escrito de acusación, la Fiscalía recoge que tanto El Pollino como sus padres y su esposa formaban parte del clan de Los Cabo, que ya había sido investigado por la Policía Nacional por delitos relacionados con el tráfico de droga.Por otro lado, entre 1999 y 20017 El Turco fue investigado por la Policía Nacional en numerosas ocasiones por tráfico de droga a nivel internacional.

En septiembre de 2017 El Turco residía con su esposa -embarazada de tres meses- y la hija de esta, de 6 años de edad en Sevilla,. Según el escrito de la Fiscalía, "en fecha anterior El Pollino decidió "junto a su mujer y su padre secuestrar y acabar con la vida de Yilmaz y de su familia". Según el Ministerio Público persguían "bien salvar una deuda, bien obtener información sobre la actividad ilícita relativa al tráfico de drogas". Para conseguirlo, continúa el escrito, El Pollino contactó con Manuela M. C. para que "localizara a alguna persona que estuviera dispuesta a secuestrar y, eventualmente, acabar con la vida de Yilmaz". 

La mujer contactó con D. R. H., monitor de artes marciales y éste con J. A. M. B. y ambos aceptaron el trabajo por 3.000 euros. Sobre el modo en el que llamar la atención del Turco para facilitar el secuestro, el escrito narra que El Pollino lo invitó a su cumpleaños.

De este modo, "sobre las 9:00 del 16 de septiembre de 2017, El Pollino y su padre recogieron en su vehículo" a las dos personas con las que habían contactado para secuestrar al Turco. Después de estar por Alcalá de Guadaíra y la casa de El Pollino en Dos Hermanas, según la Fiscalía, llegaron sobre las 12:50 al domicilio del Turco. Al verlo, D. R. H. y J. A. M. B.  lo redujeron y se lo llevaron a la casa de El Pollino donde lo golperaron reiteradamente.

Al no conseguir la información, El Pollino y su mujer decidieron ir a casa de El Turcen busca de su esposa y de la niña. Bajo amenzas y encañonadas, las hicieron subir al vehículo y las llevaron junto al Turco. Allí golpearon a las dos. 

El escrito de la Fiscalía señala que, una vez reducidas las tres personas, "D. R. H. y J. A. M. B., sabiendo que el fin último del trabajo era acabar con la vida de los tres acusados, se negaron a continuar" y abandonaron el lugar aunque el escrito señala que eran "plenamente conscientes de que El Pollino, su padre y su mujer iban a matar" a los tres secuestrados "pese a lo cual no hicieron nada para impedirlo". 

La niña fue arrojada viva a la fosa

De hecho, continúa el escirto de la Fiscalía, cuando el padre de El Pollino dejó a los dos sicarios y regresó a su domicilio, su hijo y su nuera "encañonaron a la niña de 6 años de frente y le dispararon  en el lado derecho de la cabeza". El tiro no le causó la muerte inmediata. "Cogieron a la menor aún con vida y la arrojaron a un agujero procedente de una antigua fosa séptica" en el cuarto de baño. 

Acto seguido, encañonaron a la madre de frente y le dispararon hasta cuatro tiros en la cabeza sin matarla. "Finalmente, le colocaron la pistola en el lado izquierdo de la cabeza y dispararon a bocajarro. Sandra falleció por traumatismo craneoencefálico severo a consecuencia de los cinco disparos". Cuando terminaron, la Fiscalía mantiene que encañonaron a Yilmaz y le dispararon en el lado derecho de la cabeza. "Todos los disparos se realizaron con un revolver con el cañón modificado y se utilizaron proyectiles de plomo"

Los tres cuerpos fueron introducidos en la fosa séptica. "Los colocaron formando un círculo, con las piernas entrelazadas y las cabezas hacia delante". Seguidamente llamaron a la cementera para confirmar la contratación un hormigonado con bomba para esa misma tarde y que habían solicitado la tarde anterior.

Joaquina H. J. madre de El Pollino y esposa de El Cabo supo lo que había ocurrido y "se prestó a ayudarles". A fin de no levantar sospechas, la familia organizó una barbacoa en el domicilio donde había ocurrido el triple crimen.

Cuando  los trabajadores de la cementera, "desconociendo por completo los crímenes", afirma el escrito, fueron informados de que la manguera para hormigonar la utilizaría el cliente, por lo que El Pollino "consiguió que no pudieran ver el lugar exacto donde vertería el hormigón". La mañana siguiente, contactó con unos albañiles para que taparan el agujero del baño de su casa, ya cubierto con cemento.

Etiquetas

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios