Juicio Crimen del bebé de Los Prunos La acusada en el furgón de traslado de presos: "Desde primera hora tenía que haber dicho que al bebé lo acostaste tú"

  • Durante el juicio se escuchó la grabación de la conversación entre los acusados en el furgón policial

La madre del bebé, Isabel M. R. M., en 2016 cuando declaró ante el juez. La madre del bebé, Isabel M. R. M., en 2016 cuando declaró ante el juez.

La madre del bebé, Isabel M. R. M., en 2016 cuando declaró ante el juez. / m. g.

Una de las pruebas documentales solicitadas por la fiscal del tribunal del jurado que enjuicia el caso del bebé muerto en Los Prunos en 2016 y del que están acusados tanto la madre, Isabel M. R. M. como su entonces pareja, Ezequiel T. R. es la grabación que se realizó en de la conversación de ambos en uno de los traslados entre los calabozos y el juzgado de instrucción. En la sala donde se está celebrando el juicio se reprodujeron los audios donde, en un primer momento se puede escuchar a ella que entra muy alterada en principio, para después, en un segundo intento, ella no deja de increpar al también acusado y de preguntarle para que dijera quién acostó al niño en la cuna. 

La acusada llega a admitir: "El fallo es, que desde primera hora tenía que haber dicho que al niño lo acostaste tú, que es la verdad". Incluso más adelante añade: "De ti me lo esperaba todo, pero esto...Iré a la cárcel, donde quieran, pero tengo la conciencia muy tranquila de que no le he hecho nada a mi hijo".

Durante la grabación, ella insiste en decir que ella no fue la que acostó al niño y se culpan ambos de echarse "la mierda" encima. Ante las continuas preguntas de la madre, que continuamente repite que ella dijo al principio que habían ido los dos a acostar al bebé, él sólo dice que "no he hecho nada".  En un momento determinado del traslado, le advierte a Ezquiel que lo van a averiguar todo y le recuerda "yo sé que yo no he sido. Al niño lo acostaste tú en la cuna". Ella también se extraña de las marcas de cigarrillo que tiene el hijo de 3 años. "Eso de los cigarrillos, ¿de qué es?", le llega a decir.

La conversación sube cada vez más de tono hasta que le advierte a Ezequiel: "Dios es muy justo y sabes perfectamente que al niño lo acostaste tú. Di la verdad, si te pasaste, dilo". Él responde que no se ha pasado en ningún momento.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios