Gabriel González, fiscal delegado de ciberdelincuencia

“Me preocupa la violencia y la cosificación de la mujer en internet”

  • “Los nuevos delitos tienen una primera etapa de impunidad”

  • Hay delincuentes especializados en estafas de menos de 400€ porque son delito leve

Gabriel González en su despacho de la Fiscalía de Sevilla Gabriel González en su despacho de la Fiscalía de Sevilla

Gabriel González en su despacho de la Fiscalía de Sevilla

Gabriel González Fernández, fiscal delegado de criminalidad informática en Sevilla, expone en esta entrevista por qué le parecen peligrosos ciertos contenidos de  violencia, cosificación de la mujer y discriminación de grupos que circulan por la red, y explica como los nuevos delitos tienen una primera etapa de impunidad hasta que encuentran encaje en el Código Penal.

— ¿Qué delito preocupan más a su Fiscalía?

El delito que más preocupa son las estafas por su volumen y porque muchas se cometen desde el extranjero y es mas complicada la investigación. Investigar en  el ámbito la Unión Europea es más fácil pero en muchos otros países es difícil que las autoridades y los bancos cooperen. Una de las ventajas es que en la red todo deja rastro pero para ello es fundamental la cooperación supranacional.

Otro problema es que no se cruzan datos y por eso la Policía y la Guardia Civil archivan muchas denuncias por falta de autor conocido. Hay delincuentes que se especializan en estafas de menos de 400 euros porque saben que es un delito de leve que va a tener una mínima investigación policial, aunque luego resulte que el montante total es una barbaridad.

Ahora en la Fiscalía estamos viendo cómo podemos cruzar esos datos.

— ¿Como evoluciona el delito de pornografía infantil?

Hay gente que hasta retuitea enlaces con pornografía infantil. Es un delito que abarca a todas las estructuras sociales y profesionales, desde personas analfabetas a otras con puestos importantes aunque  mayoritariamente hombres.

La tenencia de pornografía es preocupante pero me preocupa más la creación de esos contenidos a través del grooming, cuando alguien pide a un menor que se haga una grabación y le mande las imágenes. Además de la corrupción del menor, se están creando nuevos archivos de pornografía que entran en la red y se mueven a nivel mundial.

"Los menores son muy inconscientes en internet"

— ¿Por qué los menores aceptan esas prácticas?

Son muy inconscientes, mandan fotografías a cualquiera, sin conocerles, no toman las más mínimas medidas de protección y además mandan fotos en las que se les ve la cara. No piensan en las consecuencias.

Hay otros que, cuando les piden fotos, contestan que eso a ellos no les gusta pero dan el contacto de un amigo. Incluso suele pasar que con personas conocidas toman más cautelas porque temen que puedan conocer a sus padres.

También influye que los menores de edad tienen dispositivos desde muy pequeños y los padres no ejercen ningún control.

— Qué parte de responsabilidad tienen los padres?

Por lo menos deberían poner algún tipo de limitación a lo que sus hijos pueden ver y no ver.

—¿Por qué no lo hacen?

Porque muchas veces ni siquiera saben lo que es el control parental, no saben ni limitar los canales en la televisión. También por la inocencia de pensar que a su hijo no le interesan esas cosas.

—¿Qué contenidos de internet le parecen más peligroso?.

El sexo, la violencia, la xenofobia, la discriminación de grupos y la falta de igualdad entre hombres y mujeres. Hay vídeos de pop latino que los niños que se están formando pueden no entender y llevarse una impresión equivocada de la relación entre hombres y mujeres, de cosificación. La pornografía para adultos tampoco es igualitaria, está pensada para un público masculino y en ella la mujer tiene un papel subordinado.

— ¿Los proveedores de internet colaboran?

Últimamente colaboran más y acceden a bloquear o borrar contenidos. Si es algo muy grave, se puede llegar a borrar algo en pocas horas.

—¿Debería haber una asignatura en el colegio sobre comportamientos en la red?.

Debería haberla, por lo menos para que los alumnos sepan distinguir. Las nuevas tecnologías son una herramienta fundamental, agilizan la mente, la forma de pensar, incluso los videojuegos activan los reflejos. Pretender eliminar todos los dispositivos electrónicos es absurdo, al contrario, lo que hay que hacer es potenciarlos pero también limitar los accesos y, si los padres no son capaces, que la propia página web lo hiciese.

Haría falta una mayor colaboración de las empresas online, porque para ciertos contenidos solo exigen marcar una pestaña de ser mayor de edad, sin más comprobaciones.

"En las redes el acoso se magnifica"

—¿Por qué hay tanto acoso a través de la red?

La gente usa las nuevas tecnologías para hacer lo que antes hacía cara a cara. El ciberacoso es horroroso entre niños pero entre adultos también, todo se magnifica a través de las redes.

—¿Es por falta de información?.

Cuando uno está solo delante de su ordenador no tiene la impresión de estar haciendo algo mal, no se da cuenta de la repercusión de lo que manda. Si se insulta a alguien a la cara, se ve la reacción en el acto e incluso uno es consciente de que se puede llevar un puñetazo. Son como los retuits, la gente se envalentona porque  tiene una sensación de impunidad, de que todo cuela, lo ven muy fácil y no se dan cuenta del daño que hacen.

— ¿Por qué pica tanto la gente en las ayudas a niños enfermos?

Porque en el fondo es buena,  se les ablanda el corazón y es la inmediatez de internet, lo ven en la pantalla y mandan el dinero. Es también como la recompensa egoísta para quedarse con la conciencia tranquila.

"Los nuevos delitos tienen una primera etapa de impunidad"

—¿Están bien tipificados los ciberdelitos?

Al principios somos conscientes de que el comportamiento está mal pero no sabemos cómo encajarlo en el Código Penal, no hay jurisprudencia y a veces acertamos y otras no. En todos los delitos de nueva creación hay una etapa de impunidad, como ocurrió hasta que se tipificó el sexting (difusión no autorizada de imágenes obtenidas con el consentimiento de la víctima).

Ahora tenemos ese problema con la creación de perfiles falsos, hacen mucho daño pero no sabemos dónde encajarlo porque no es delito de falsedad ni de usurpación de identidad.

—¿En España están bien protegidos los derechos de los consumidores?

Están bien regulados pero la gente no los ejercita, muy pocas veces pide la hoja de reclamaciones. La gente parece más partidaria de la pataleta en el establecimiento donde no le tratan adecuadamente. Igual pasa con la protección de datos, la nueva regulación de 2018 está muy bien pero la gente no hace uso de ella o no sabe cómo hacerlo.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios