Juicio en la Audiencia

La banda de georgianos sí que vino a Sevilla a ver los toros

  • Entre los objetos incautados había una entrada para la Maestranza

Audiencia de Sevilla Audiencia de Sevilla

Audiencia de Sevilla

Comentarios 1

Los cuatro georgianos que han sido condenados a penas de hasta cinco años y medio de cárcel por robar pisos en Triana y Los Remedios alegaron en su defensa que vinieron a Sevilla de turismo y a ver los toros.

La afirmación causó cierta hilaridad y de hecho fue el titular de todos los periodistas presentes en el juicio. Pero lo curioso del caso es que, entre los objetos incautados por la Policía en el registro del piso que tenían alquilado, había una entrada para un festejo taurino en la plaza de toros de la Maestranza.

Fue una de las novilladas de promoción que se celebraron en julio de 2018 y, además, la entrada tenía las marcas propias de haber sido utilizada.

En su declaración ante el tribunal, los georgianos alegaron que estaban de turismo en Sevilla, que habían venido para ver los toros porque era algo que les “llamaba la atención”. Respecto a los objetos robados que aparecieron en el piso turístico que alquilaron, se defendieron diciendo que hicieron muchas fiestas y que por allí pasó mucha gente.

Ni los toros ni las fiestas les sirvieron para evitar ser declarados culpables de diez robos en menos de dos meses y ser condenados a penas de hasta cinco años y medio de cárcel y la expulsión de España.

La Policía desenmascaró a la banda en una investigación  extremadamente concienzuda: encontró ADN de los acusados en tres de las tiras de plástico que usaron para “marcar” los pisos que estaban sin ocupantes y también en un puro que uno de los ladrones se fumó en uno de los pisos desvalijados.

El georgiano debió cogerle gusto a los habanos porque uno de los objetos que se llevó de esa vivienda fue un cortapuros, luego intervenido por la Policía junto con otros objetos robados.

Mikhail G. fue identificado por el ADN que dejó en el puro que se fumó y que la dueña del piso identificó “sin lugar  dudas” ya que era uno de los que habían repartido en la boda de su hija.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios