Tentativa de asesinato Condenado un esquizofrénico que intentó matar a su hermano para “quitarle el alma”

  • La voz de su padre le ordenaba matar a su hermano

  • Agredió a tres policías e intentó tirar por la escalera a uno de ellos

El juicio acabó en conformidad en la Audiencia de Sevilla El juicio acabó en conformidad en la Audiencia de Sevilla

El juicio acabó en conformidad en la Audiencia de Sevilla

La Audiencia de Sevilla ha condenado a tres años de internamiento en un psiquiátrico a un enfermo de esquizofrenia que intentó matar a su hermano con un cuchillo de 24 centímetros. Le sorprendió cuando estaba durmiendo en su vivienda de Sevilla y le intentó cortar el cuello porque la voz de su padre le había pedido que “le quitara el alma”.

Una sentencia de la Sección Cuarta, a la que tuvo acceso este periódico, indica que el acusado Jorge E.F., de 42 años, se dirigió a las 9 horas del 9 de junio de 2019 al dormitorio de su hermano, a quien sorprendió durmiendo, y “con ánimo de acabar con su vida” le lanzó varias cuchilladas al cuello con un cuchillo jamonero de 24 centímetros.

Mientras le agredía, aseguraba: “Te tengo que quitar el alma, me lo ha pedido mi padre”.

La víctima pudo zafarse y huir del domicilio, pero pese a ello sufrió una herida incisa en la oreja derecha, erosiones en el hombro y policontusiones, lesiones de las que tardó en curar 21 días.

Requeridos por los vecinos, cuatro agentes de la Policía Nacional se personaron en el domicilio y se encontraron en el rellano al acusado en ropa interior y en un gran estado de agitación, explica la sentencia.

Al manifestarle que una ambulancia venía de camino, el procesado “comenzó a gritar y se dirigió con agresividad hacia un agente, al que intentó tirar por la escalera”.  Cuando este policía y un compañero trataban de reducirlo, el acusado comenzó a lanzar puñetazos, alcanzó a uno de ellos en el rostro y a otros dos les produjo contusiones en distintas partes del cuerpo.

Jorge E.F., diagnosticado de esquizofrenia paranoide junto con un consumo perjudicial de tóxicos, presentaba en el momento de los hechos una “descompensación psicopatológica con graves alteraciones de conducta y tenía alteradas de forma moderada-importante sus capacidades intelectivas y volitivas”, según la sentencia, que fue alcanzada de conformidad.

Los jueces le imponen tres años de internamiento en el Psiquiátrico Penitenciario por un delito de asesinato en grado de tentativa con la agravante de parentesco, así como otros tres meses por un delito de atentado a agente de la autoridad y tres multas de 120 euros por otros tantos delitos de lesiones leves a los tres agentes, todos ellos con la eximente incompleta de enajenación mental.

Además tendrá prohibido aproximarse a menos de 400 metros de su hermano durante siete años y deberá indemnizarle en 7.000 euros.

Etiquetas

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios