NUEVAS MEDIDAS

El Gobierno busca reducir el uso del coche hasta el 85% para luchar contra el coronavirus

  • Hasta veinte puntos porcentuales más respecto a la caída de entre el 65% y el 75% que actualmente se registra en días laborables.

El Gobierno busca reducir el uso del coche hasta el 85% para luchar contra el coronavirus El Gobierno busca reducir el uso del coche hasta el 85% para luchar contra el coronavirus

El Gobierno busca reducir el uso del coche hasta el 85% para luchar contra el coronavirus

El Gobierno se ha marcado como objetivo reducir los desplazamientos en vehículo privados un 85 por ciento durante todos los días de la semana para impedir la expansión del coronovirus.

Así lo ha indicado la secretaria general de Transportes y Movilidad, María José Rallo, en una rueda de prensa, en la que también ha señalado la próxima publicación de una orden ministerial para que los transportes públicos urbanos y periurbanos adapten sus horarios a los días festivos.

Rallo, que se ha mostrado convencida de que la crisis terminará "pronto", ha destacado que si bien se ha logrado bajar a porcentajes aceptables los desplazamientos en medios públicos, el comportamiento no ha sido similar a nivel privado, concretamente de lunes a viernes.

En las dos primeras semanas de estado de alarma, la reducción del tráfico en los principales ejes del país y en los accesos a las grandes ciudades se ha situado entre un 65 y un 75 por ciento los días laborables, mientras que los fines de semana ha sido del 85 %.

Rallo ha destacado que "los modelos matemáticos muestran los grandes beneficios que tendría el bajar ese nivel de movilidad durante quince días a ese 85 % que ya se da, de hecho, los fines de semana".

De ahí, ha explicado, que el Gobierno se haya fijado como objetivo tratar de reducir la movilidad en vehículo privado al porcentaje de los sábados y domingos.

Sobre el uso del transporte público, ha señalado que el nivel de utilización de los cercanías fue de un 13 % el 20 de marzo y un 10 % el día 27; los pasajeros de Renfe ha pasado de 2.955 a 2.000 esos mismos días, respectivamente; y el uso del autobús interurbano ha bajado del 6 % al 3,5 %.

Respecto al transporte aéreo, ha señalado que el sábado día 21 se realizaron 1.296 operaciones comerciales, mientras que este sábado fueron 355, lo que supone una reducción del 74 %.

"Son datos muy positivos que muestran el gran compromiso y el gran esfuerzo que está haciendo toda la sociedad española en esta reducción de la utilización del transporte público", ha resaltado Rallo, que ha insistido en que, sin embargo, en la movilidad en vehículos privados hay "un grado de mejora relevante".

Ganvam adiverte que puede generar más desempleo

El presidente de la Asociación Nacional de Vendedores de Vehículos a Motor, Reparación y Recambios (Ganvam), Raúl Palacios, ha alertado de que las nuevas medidas laborales anunciadas por el Gobierno para luchar contra el coronavirus podrían derivar en un mayor nivel de desempleo y dificultar la recuperación económica.

El directivo señaló que el sector del automóvil y de la distribución se está enfrentando en la actualidad a caídas de más del 95% en los ingresos de los talleres, así como del 80% en las ventas de vehículos usados y del 85% en el canal de vehículos nuevos.

Palacios aseguró que entre las medidas laborales complementarias contra el coronavirus publicadas este sábado en el Boletín Oficial del Estado (BOE) destaca la prohibición de los despidos por parte de las empresas a causa de esta pandemia.

Además, explicó que el estado de alarma está suponiendo la práctica paralización al completo del consumo privado destinado a vehículos y la reducción "al mínimo" de los servicios de posventa como consecuencia de las restricciones de movilidad, "lo que ha abocado al sector a la presentación masiva de los ERTE por causa de fuerza mayor, precisamente para minimizar los despidos".

Por todo ello, Palacios pide al Gobierno que, "en lugar de arrojar sospechas sobre el empresariado analizando las demandas de regulación temporal de empleo en busca de fraudes", que lleve a cabo una "flexibilización real" de los ERTE por causa de fuerza mayor de las empresas de venta y reparación.

"De no hacerlo, estos expedientes se traducirán en despidos por causas económicas en el corto plazo, provocando una destrucción masiva de empleo. De ahí que Ganvam proponga además que, en lugar de que todos los ERTE terminen cuando acabe el estado de alarma, se acepte una reincorporación progresiva y gradual del personal sometido a estos expedientes temporales, ajustándolo al ritmo de recuperación económica", explica.

En esta línea, resalta que el objetivo del Ejecutivo con el final al mismo tiempo de todos los ERTE declarados por el coronavirus es la reactivación de la economía, aunque mostró sus dudas a que esto suceda "si no se ponen en marcha estímulos adicionales que devuelvan la confianza a los inversores y al propio consumidor".

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios