PRUEBA

Audi Q2: El que golpea primero, golpea dos veces

  • La firma alemana ha visto un hueco de mercado entre los SUV premium de tamaño pequeño. De ahí el lanzamiento de este Q2 que sobresale por su espacio interior, la calidad de los acabados y su buen comportamiento.

El nuevo Audi Q2 es un SUV de tamaño contenido y orientación urbana. El nuevo Audi Q2 es un SUV de tamaño contenido y orientación urbana.

El nuevo Audi Q2 es un SUV de tamaño contenido y orientación urbana. / José Luis Cano

El Audi Q2 es un coche algo curioso. Entre otras cosas porque se trata de uno de los primeros SUV premium de carácter urbano que llega al mercado. De hecho, la principal virtud que tiene este modelo es que Audi ha visto rápido el hueco de mercado que existía y ha apostado por un tipo de coche en el que BMW y Mercedes, al menos todavía, no tiene representación. De hecho, el único rival directo que puede tener el Audi Q2 en este sentido es el Mini Countryman, aunque entre ambos modelos hay bastantes diferencias.

Comenzando por las dimensiones vemos que el nuevo Audi Q2 mide 4,19 metros de largo, 1,79 metros de ancho y 1,50 metros de alto. Su distancia entre ejes es de 2,60 metros. Con estas medidas, lo primero que nos llama la atención es que presenta un tamaño contenido, sobre todo en lo que a longitud se refiere.

Destaca porque su altura no es muy elevada. Destaca porque su altura no es muy elevada.

Destaca porque su altura no es muy elevada.

Por ejemplo –y salvando las distancias- un Renault Captur, que es de los modelos más pequeños, mide 4,12 metros de largo. Y si lo comparamos con el Mini Countryman vemos que este modelo de BMW es 10 centímetros más largo -4,29 metros-. Por tanto, aquí tenemos la primera conclusión. Y no es otra que el Q2 es un SUV urbano de tamaño reducido.

Siguiendo con las medidas, vemos otra particularidad de este modelo. Se trata de la altura. Aquí Audi, una vez más, ha vuelto a mostrar su particular visión sobre los SUV urbanos ya que el Q2 es un modelo bastante bajo. Con 1,50 metros, Audi ha querido que el Q2 tenga un buen dinamismo y ha preferido optar por una altura reducida. En este sentido, por ejemplo, el Countryman es 5 centímetros más alto -1,55 metros-.

Puede incorporar todos los elementos de sus hermanos mayores. Puede incorporar todos los elementos de sus hermanos mayores.

Puede incorporar todos los elementos de sus hermanos mayores.

Recapitulando, por tanto, vemos que el Audi Q2 es más bien corto de longitud y algo más bajo que muchos de sus rivales.

Sigamos, analizando este modelo. Y ahora toca el turno de la habitabilidad. Y aquí el Q2 nos sorprende en cierta manera. Y decimos que nos sorprende porque pese a que es un coche relativamente pequeño, el habitáculo tiene cierta amplitud. De hecho y en líneas generales se puede decir que estamos ante un coche perfectamente válido para que cuatro personas viajen con comodidad. Aunque eso sí, hay que reconocer que principalmente este modelo está pensando para que los pasajeros de delante estén lo más cómodos posible.

El maletero, con 400 litros, es muy capaz. El maletero, con 400 litros, es muy capaz.

El maletero, con 400 litros, es muy capaz.

De esta manera, los ocupantes delanteros disponen de 138 centímetros de anchura y 102 centímetros de altura máxima. Ambas medidas son buenas. Detrás, en cambio, es donde es un poco más estrecho. Los pasajeros de la segunda fila tienen 131 centímetros de ancho y 91 centímetros de alto. Ambas medidas son suficientes. Y de hecho dos adultos sentados detrás no rozarán con sus cabezas en el techo ni con sus rodillas en los respaldos. Pero sí que es cierto que los ocupantes traseros –sobre todo si son adultos- tendrán una ligera sensación de agobio sentados en la segunda fila.

En este sentido también cabe señalar que entrar y salir del Q2, sobre todo en las plazas traseras, resultará algo más completo para un adulto. Al tener las puertas pequeñas, tendremos que recoger bastante las piernas para poder entrar sin dificultad.

Este Q2, sobresale además porque tiene una postura de conducción elevada. En concreto el conductor en su posición más baja está situado a unos 60 centímetros del suelo, lo que le proporciona cierta sensación de dominio de la carretera. Y a ello hay que sumar que la distancia libre al suelo del Q2 es bastante elevada. De hecho, en la unidad de pruebas, esta distancia superaba incluso los 20 centímetros, una medida que también venía determinada por la incorporación de unas llantas de gran tamaño (18 pulgadas) con neumáticos de medidas 215/50.

Buen maletero

Siguiendo con otras características de este modelo llegamos al maletero. Y aquí vemos como el Audi Q2 tiene una buena capacidad. Hablamos de 400 litros, una medida que le sitúa en la parte alta de la tabla. Sobre todo, además, si tenemos en cuenta que hemos dicho que el Q2 es bastante corto. En este sentido, por ejemplo, el Countryman ofrece 450 litros, pero hay que tener en cuenta que el Mini era 10 centímetros más largo. A ello hay que sumar que el maletero del Q2 tiene unas formas regulares. Eso sí, en la versión de pruebas, este maletero venía sin rueda de repuesto y con una capacidad limitada debido a la incorporación del equipo de sonido de mayor calidad firmado por Bang & Olufsen.

Otra virtud del Q2 es la calidad de los acabados. Audi ha querido que el hecho de que fuera un modelo pequeño no supusiera que los acabados fueran inferiores a cualquier otro Audi. Y la verdad es que lo ha logrado. La calidad de las terminaciones de este modelo es muy elevada. Y lo mismo ocurre con los ajustes de las piezas.

Ayudas a la conducción

A ello hay que añadir la gran cantidad de ayudas a la conducción que puede incluir el Q2. Hablamos de elementos como el Audi Pre Sense, que detecta un posible impacto con un vehículo o incluso un atropello o el Audi Active Lane Assist, que lee las líneas de la carretera y te mantiene en el carril en caso de despiste. Eso sí, hay que aclarar que muchos de estos elementos no son de serie sino que hay que pagar un sobreprecio por ellos.

La habitabilidad delantera es otro de sus puntos fuertes. La habitabilidad delantera es otro de sus puntos fuertes.

La habitabilidad delantera es otro de sus puntos fuertes.

En relación a la mecánica, nosotros hemos optado por un propulsor de gasolina. Tal y como se están poniendo las cosas en las principales ciudades pensamos que un motor de gasolina tiene menos limitaciones que un diésel. Y si a ello le sumas que es coche urbano y  no es muy pesado –en torno a 1.355 kilos- creemos que la opción de gasolina está más que fundamentada.

Probamos el gasolina

En concreto la variante que hemos escogido es el 1.4 TFSI de 150 CV con cambio de doble embrague automático S tronic. Y la verdad es que el binomio formado por el propulsor de gasolina y esta caja automática de siete marchas nos ha gustado mucho. Ofrece un buen rendimiento desde bajas vueltas, el cambio automático es rápido y las transiciones son suaves y los consumos son razonables: en torno a los 7 litros cada 100 kilómetros.

Detrás las plazas son algo más justas. Detrás las plazas son algo más justas.

Detrás las plazas son algo más justas.

Como conclusión podemos decir que si buscas un coche urbano, con acabados premium y con cierta orientación SUV tienes en el Audi Q2 el perfecto candidato. Tendrás que desembolsar más dinero que con otros rivales, sin duda. Pero la satisfacción de conducirlo en el día a día justifica la inversión.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios