Mundial 2018 Rusia

Todos contra Neymar

  • Las formas del atacante le otorgan el cartel de villano del torneo mientras Tite espera ya su mejor versión

El brasileño Neymar, en el entrenamiento de ayer en Sochi. El brasileño Neymar, en el entrenamiento de ayer en Sochi.

El brasileño Neymar, en el entrenamiento de ayer en Sochi. / sebastiao moreira / efe

El Mundial debe ser el escenario de su consagración definitiva, pero el brasileño Neymar acabó la primera fase convertido en el villano favorito de Rusia, donde aún no brilló por su gran fútbol.

El último en unirse al aluvión de críticas contra Neymar fue el mexicano Andrés Guardado, capitán del rival de la canarinha en octavos. "Sabemos que le gusta exagerar las faltas", comentó el centrocampista. "Le gusta tirarse muchísimo, es su estilo", añadió.

En el último partido de Brasil en la fase de grupos, Neymar, sin fortuna en el gol, volvió a mostrar su lado más irritante: después de la barrida de un jugador serbio, el delantero se revolvió hasta media docena de veces en el césped, sufriendo de dolor. Poco después se levantó y siguió jugando. "No es necesario que provoque, que quiera sacar penaltis y que dé cinco o seis volteretas después de cada falta", sentenció el ex internacional alemán Lothar Matthäus en una columna para la agencia Dpa. "Debería dejar esas tonterías", agregó, lapidario.

Otra leyenda del fútbol, el uruguayo Diego Lugano, también cargó contra Neymar durante un evento en Moscú. "Esas simulaciones, esos saltitos permanentes... no está bien hacer eso en un Mundial", protestó el ex zaguero. "Sus formas no gustan mucho", consideró Lugano. Debido a sus simulaciones y su lenguaje corporal, a Neymar "a veces vos le vas con más ganas", agregó el aguerrido ex zaguero charrúa.

En Rusia, las fintas de Neymar quedaron más expuestas debido al uso del VAR, determinante por ejemplo para anular un penal que el brasileño fingió ante Costa Rica. Y a diferencia de Ney, otros jugadores sí parecieron sacar sus conclusiones del uso de la tecnología directamente durante los partidos. "Ahora con el VAR ya no se protesta tanto", admitió risueño en Sochi, antes del partido entre Uruguay y Portugal, Luis Suárez, villano del último Mundial por su mordisco al italiano Giorgio Chiellini, y aparentemente mucho más maduro en Rusia.

Madurez es lo que le piden mucho de sus compatriotas a Neymar para que su selección gane el anhelado hexacampeonato y muchos se exasperan también al ver sus actuaciones en Rusia: entre los memes más populares de las redes sociales brasileñas había uno que mostraba a Neymar en varias posiciones retorciéndose de dolores en el suelo, sus "momentos estelares" en el Mundial.

Y un restaurante de Río de Janeiro causó furor con una publicidad en la que prometía bebidas gratis por cada caída de Neymar.

Tite confía en que pronto aparecerá el enorme talento de Neymar, que, después de la lesión en un pie que lo tuvo tres meses parado, asomó sólo brevemente en los dos últimos amistosos antes del Mundial. El plan de recuperación física prevé que el crack esté a punto para la fase decisiva de Rusia, después de la fase de grupos. Los octavos que empiezan el lunes para Brasil. Es su oportunidad de pasar de villano a héroe.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios