Mundial 2018 Rusia

Horas bajas para la campeona mundial

  • El técnico alemán es consciente de los problemas de su selección e incluso reconoce haber tenido "suerte"

Jugadores de la selección alemana. Jugadores de la selección alemana.

Jugadores de la selección alemana. / EFE

Alejada del halo de esplendor y éxito de los últimos años, la selección alemana genera numerosas dudas a punto de hacer las maletas para el Mundial de Rusia después de haber cerrado con un balance negativo la fase preparatoria del campeonato.

Con tan sólo una victoria en los cuatro partidos amistosos disputados, la Mannschaft, actual campeona del mundo, ve peligrar su sueño de revalidar el título conseguido hace cuatro años en Brasil.

"Hoy hemos generado muchas oportunidades y hemos concedido muchas oportunidades. Al final, incluso tuvimos suerte", admitió el pasado viernes el seleccionador alemán, Joachim Löw, al término del encuentro en el que Alemania se impuso por 2-1 a Arabia Saudí.

"Nos ha faltado frescura y astucia", comentó por su parte el portero Manuel Neuer, ya plenamente recuperado tras sufrir una lesión en el pie que le ha tenido apartado un largo tiempo de los terrenos de juego.

El triunfo fue de lo más amargo. En el último ensayo antes del Mundial de Rusia, se daba por supuesto que Alemania sortearía sin problemas a un rival, a priori, muy inferior. En la memoria de la afición todavía permanecía muy fresco el recuerdo de 2002, cuando en el Mundial de Corea del Sur y Japón el combinado germano ganó por 8-0 a Arabia. Pero los pronósticos fallaron.

Esta vez Löw no logró el esperado espectáculo de goles para insuflar ánimos y despertar la pasión de los hinchas de cara al Mundial de Rusia ante un equipo que ocupa la posición 67 del ránking de la FIFA, que lidera Alemania.

"No estoy preocupado porque sé que vamos a seguir mejorando. Cuando comience, vamos a estar allí. La próxima semana estaremos más rápidos y dinámicos y tendremos más poder", aseguró Löw, intentando quitar hierro al precario desempeño del equipo frente a una selección que no debería ser un obstáculo para ellos.

El juego flojo con el que el combinado alemán no logró convencer en su último encuentro antes de la gran cita en Rusia se suma además a las dos últimas derrotas consecutivas en amistosos, sufridas primero ante Brasil y recientemente ante Austria, y a un empate 1-1 ante España, campeona del mundo en el Mundial de Sudáfrica de 2010.

"Löw se lleva muchos problemas a Rusia", tituló ayer el diario deportivo alemán Kicker, el más leído del país. "Hace falta ingenio y ganas de ejecutar", añadió.

Ahora el entrenador alemán dispone de una semana para definir el once inicial con el que enmendar los errores cometidos y generar de nuevo ilusión entre aficionados acostumbrados a celebrar un título tras otro.

Löw tiene experiencia en estas lides. Cuando Alemania perdió contra Francia en la Eurocopa de 2016, muchos auguraron el fin de una era y la más que probable salida del seleccionador. Sin embargo, el equipo logró reconstruirse y clasificarse para el Mundial con diez victorias en diez partidos y tan sólo un año después de la hecatombe conquistó la Copa Confederaciones.

El debut de la Mannschaft en el Mundial de Rusia será el próximo domingo 17 de junio ante México por el Grupo F, integrado también por Suecia y Corea del Sur. Veremos si Alemania es capaz de resurgir de sus cenizas de nuevo.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios