Mundo

Decenas de miles de personas se reúnen en Guayaquil para protestar contra el Gobierno de Correa

  • La marcha convocada por el alcalde de Guayaquil, Jaime Nebot, pide que se termine con el alza de impuestos y se dé paso a las autonomías

Decenas de miles de personas salieron el jueves a las calles en la localidad ecuatoriana de Guayaquil para participar en una marcha convocada por su alcalde, Jaime Nebot, para protestar contra el Gobierno del presidente, Rafael Correa, en demanda de que no se divida a la urbe y el país, se termine con el alza de impuestos y se dé paso a las autonomías.

Portando carteles, banderas de color blanco y celeste, y vistiendo camisetas de ambos colores, los habitantes inundaron las calles. "Nosotros amamos Guayaquil de corazón", "Correa enemigo de Guayaquil", "Guayaquil independiente", "Guayaquil libre sin cretinos", "Rectifica caretuco", se podía leer en las pancartas, según publicó la agencia Ecuadorinmediato.

Los organizadores señalaron que esta movilización ha superado en número a la denominada "marcha blanca", y se muestran complacidos por el respaldo a la ciudad. Correa fue catalogado como enemigo de la ciudad por los asistentes a la marcha.

Discurso de Nebot

En su discurso, Nebot apuntó que el mandatario ha mentido al país al subir los impuestos y no propiciar el desarrollo de producción y creación de empleos. Además, aseguró que "la confrontación del presidente no es un asunto de mero temperamento, es una estrategia electoral perversa que tenemos que denunciar".

"Su triunfo en las elecciones fue inobjetable. Supo recoger el clamor ciudadano al enfrentar una serie de partidos para enterrarlos pero ahora su estrategia es tratar de revivir ese fantasma", enfatizó Nebot.

El alcalde aseguró que el cambio propuesto por Correa ha sido un "cambio para mal, Correa prometió servir a los humildes y está perjudicando a los humildes", aunque insistió en que no debe ejercerse la oposición mediante insultos.

Movilización en Quito

Más de un millar de personas se reunieron el jueves en Quito para secundar la protesta contra Correa. El gestor de esta manifestación, Nelson Maldonado, que en un principio sólo planteó vestirse de blanco con el objetivo de estar a favor de la paz y en contra de la forma en que es gobernado el país, manifestó que no quería un estado socialista como el de Venezuela.

Además, Maldonado añadió que se declaraba en contra de la dictadura y de el alza de impuestos. El organizador afirmó enfáticamente que "no es una marcha a favor de Nebot, pero si es que Nebot está a favor de la paz y la libertad coincidimos en el discurso". A pesar de estas declaraciones, la gente reunida coreó vivas a favor a Nebot y de Guayaquil.

Vestidos de blancos, y con banderas de Ecuador, pidieron que termine "la dictadura", y se mostraron en contra de los nuevos impuestos. "Estamos apoyando a Guayaquil, Guayaquil ahora nos está dando ejemplo", dijo uno de los manifestantes. Otros asistentes criticaron la forma de gobernar del mandatario asegurando ser "autoritario".

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios