Mundo

Egipto desafía a Hamas

  • El Cairo construye un muro en su frontera con la Franja de Gaza para estrangular los túneles utilizados para el contrabando y forzar a los islamistas a negociar

Comentarios 1

Para muchos palestinos es un "muro de la muerte". Para el Gobierno egipcio, se trata de "soberanía, reputación y status".

Desde que Egipto instala en la frontera con la Franja de Gaza una nueva construcción de acero de varios metros de profundidad, las partes se dirigen a un enfrentamiento.

El fin de semana, la relación volvió a tensarse. Egipto reclama de Hamas, que gobierna la Franja de Gaza, que se disculpe por la muerte de un agente fronterizo. Hamas habla de una declaración de guerra abierta.

Y es que el movimiento radical islámico Hamas ve en peligro un importante monopolio de poder con esta construcción: los túneles de contrabando. Construir uno de esos túneles cuesta unos 80.000 dólares y una decena de hombres cavando durante tres meses.

Abu Mahmud, propietario de uno de estos túneles, está nervioso y mira una y otra vez hacia el otro lado de la frontera de la ciudad fronteriza de Rafá. Allí, hay una pesada máquina de construcción. Como en una perforación petrolera, un gigantesco taladro se hunde una y otra vez en la arena. "Les dije a mis empleados que dejaran de trabajar en el túnel. Tengo miedo de que los egipcios destruyan mi túnel al taladrar", dice. "No sabemos exactamente qué es lo que están instalando las fuerzas de seguridad egipcias en la zona fronteriza", dice Radshaa Abu Hillal, también propietario de un túnel. A él le preocupan sobre todo los tubos que están colocando en los agujeros.

¿Será que los egipcios quieren inundar todos los túneles? Otros habitantes dicen haber visto cómo los egipcios colocan cables con sensores a los tubos, que servirían así para informar de todo movimiento subterráneo. Pero entonces los túneles ya no tendrían utilidad...

Nadie en el lado palestino sabe exactamente cómo de profundas son las placas de metal que están colocando. A veces se habla de 18 metros, otras de hasta 30.

Desde la ocupación israelí de la Franja de Gaza entre 1967 y 2005, ese territorio palestino y Egipto están vinculados a través de una economía de túneles única en su tipo. Nadie sabe exactamente cuántos túneles hay. A veces se habla de 400. Otras son 600. O incluso 1.500.

Desde que Hamas tomó el poder en junio de 2007, los pasos fronterizos desde Gaza hacia Israel y Egipto permanecen cerrados, salvo para ayuda humanitaria. Los túneles son, por lo tanto, arterias vitales.

El contrabando va desde combustible hasta alimentos y tecnología, pasando por armas y dinero. Todo aquel que posea dinero en Gaza puede hacer sus pedidos: motocicletas, vacas u ovejas, viagra, perfume... Se dice que esta economía del contrabando emplea a unos 15.000 palestinos. O sea que es el mayor empleador después del servicio público.

Según organizaciones de la ONU, la economía en la Franja de Gaza, que debido al bloqueo ya está bastante tocada, depende actualmente en un 60% del contrabando. Además, Hamas ingresa mucho dinero a través de los impuestos que cobra sobre las mecancías contrabandeadas.

Por eso no debe extrañar que el nuevo régimen fronterizo de los egipcios esté sublevando a los palestinos. En las primeras protestas violentas hace unos días murió un agente fronterizo egipcio. Unos 35 palestinos resultaron heridos. Hamas afirma que el egipcio murió a causa de disparos provenientes de sus propias filas.

Con palabras duras, Hamas calienta los ánimos contra Egipto. "El muro es financiado por Estados Unidos y es construido bajo su supervisión para estrangular a un millón y medio de palestinos en Gaza", dijo el portavoz de Hamas, Fausi Barhum.

Los analistas del tema en Israel creen que lo que ocurre es que Egipto quiere hacer ceder a Hamas. El Cairo está mediando entre los grupos palestinos enfrentados. Pero Hamas se resiste aún. Una reconciliación de Hamas con la dirigencia palestina del presidente palestino Mahmud Abbas podría ser un primer paso para volver a abrir los pasos fronterizos.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios