Mundo

Erdogan pierde Estambul

  • Imamoglu pone fin a 25 años de gobiernos islamistas al vencer en la repetición electoral al candidato del líder turco

Una simpatizante socialista celebra el triunfo de Ekrem Imamoglu, que aparece en el cartel. Una simpatizante socialista celebra el triunfo de Ekrem Imamoglu, que aparece en el cartel.

Una simpatizante socialista celebra el triunfo de Ekrem Imamoglu, que aparece en el cartel. / Sedat Suna / Efe

La oposición socialdemócrata conquistó este domingo la Alcaldía de Estambul, poniendo fin a 25 años de gobierno de partidos islamistas, iniciados por el actual presidente del país, Recep Tayyip Erdogan. El candidato del Partido Republicano del Pueblo (CHP), Ekrem Imamoglu, se impuso en una repetición electoral a su rival, el ex primer ministro Binali Yildirim, con un 54% de las papeletas.

Yildirim, candidato del partido islamista Justicia y Desarrollo (AKP) y mano derecha de Erdogan, obtuvo sólo el 45,1%, reconoció su derrota de inmediato y felicitó a su rival. También el presidente turco, quien en la campaña electora había acusado a Imamoglu de ser un mentiroso y agente extranjero, felicitó al cabo de pocas horas al ahora alcalde electo.

"Deseo que los resultados de las elecciones municipales repetidas traigan felicidad a nuestra Estambul. La voluntad popular se ha manifestado una vez más. Felicito a Imamoglu, ganador según los resultados no oficiales", tuiteó el presidente.

Más que una simbólica derrota

La cita con las urnas fue una repetición de la jornada electoral del 31 de marzo, anulada a instancias del AKP por supuestas irregularidades después de que Imamoglu ganara con menos de 14.000 votos de ventaja entre 8,5 millones de papeletas emitidas. Ahora, la participación subió ligeramente, hasta los 8,8 millones de personas, un 83,9% del censo.

Los gestos de Yildirim y Erdogan contrastan con las polémicas de la noche electoral de marzo, en la que ambos candidatos se declararon ganadores, con el AKP pidiendo varios recuentos que retrasaron la publicación oficial de los resultados durante semanas.

Imamoglu pudo finalmente ocupar la Alcaldía, pero tras 18 días la anulación de las elecciones lo obligó a devolver el bastón de mando y lanzar una nueva campaña, esta vez bajo el lema Todo irá bien.

La ventaja inicial de 14.000 votos de Imamoglu se ha traducido ahora en 777.000 y el candidato ha obtenido mayoría en 28 de los 39 distritos de la ciudad, dando un vuelco al mapa electoral. La repetición de las elecciones convierte en toda una estrella a Imamoglu, un político de 49 años que en los últimos cinco años fue alcalde de Beylikdüzü, un distrito en la periferia occidental de Estambul, pero que era casi desconocido en el resto de la ciudad.

Ahora, numerosos analistas le auguran un brillante futuro y lo ven ya disputando el sillón presidencial al mismísimo Erdogan en un futuro no tan lejano.

"Hay que trabajar en sintonía", traslada el nuevo regidor de Estambul al presidente Erdogan

La pérdida de Estambul es no sólo una derrota simbólica para Erdogan, quien inició su meteórica carrera en 1994 precisamente al hacerse con el bastón de mando de la ciudad del Bósforo, sino que también en la práctica reduce el margen de maniobra del AKP. Estambul, de 15 millones de habitantes, no sólo alberga casi el 20% de la población de Turquía, sino que también concentra el 30% del PIB del país.

En su primer discurso tras la victoria electoral, Imamoglu se mostró conciliador con sus adversarios. "Hago un llamamiento especialmente al presidente Erdogan: debemos prepararnos para un terremoto, construir el metro, tratar con refugiados... son asuntos en los que hay que trabajar en sintonía. Estoy dispuesto a trabajar en sintonía con usted; lo anuncio ante el pueblo de Estambul", declaró Imamoglu.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios