Mundo

Italia se opone al acuerdo europeo sobre inmigración

  • El ministro del Interior, Matteo Salvini, afirma que el documento penaliza a los países del sur de la UE

Un inmigrante porta el retrato del difunto Soumaila Sacko, en una protesta de inmigrantes en Reggio Calabria. Un inmigrante porta el retrato del difunto Soumaila Sacko, en una protesta de inmigrantes en Reggio Calabria.

Un inmigrante porta el retrato del difunto Soumaila Sacko, en una protesta de inmigrantes en Reggio Calabria. / MARCO COSTANTINO / efe

El vicepresidente y ministro del Interior italiano, Matteo Salvini, adelantó que Italia no aprobará el documento "sobre inmigración" que será presentado este martes en el Consejo de Interior de la Unión Europea (UE) que se celebrará en Luxemburgo porque "penalizará de nuevo" a su país.

En una entrevista radiofónica, Salvini explicó que no podrá participar en el Consejo, ya que concide con la celebración en el Senado italiano de la sesión de investidura del nuevo Gobierno formado por su partido, la Liga, y el Movimiento 5 Estrellas.

"Votaremos no al documento que será presentado en la reunión en Luxemburgo sobre la inmigración porque penalizará de nuevo a Italia y a otros países del Mediterráneo, en favor de los países del norte y del este de Europa", dijo el nuevo ministro de interior y líder de la Liga.

Salvini, uno de los hombres fuertes del nuevo Ejecutivo, reiteró que "Italia no puede transformarse en un campo de refugiados", un eslogan que ya pronunció durante su visita al puerto de Pozzallo, en Sicilia, donde desembarcan los inmigrantes rescatados en el Mediterráneo Central.

Según el programa de la reunión que celebrarán los ministros de Interior de la UE, se revisarán algunos documentos sobre la Reforma del Sistema Europeo Común de Asilo y se debatirá sobre "la aplicación de los principios de responsabilidad y solidaridad", entre otras cosas.

En sus primeros días como ministro, Salvini ha ido lanzando consignas contra la inmigración al afirmar que a los inmigrantes indocumentados "se les ha acabado la buena vida" o que los fondos destinados a la acogida "son demasiados".

"La llegada y acogida de cientos de miles de refugiados no puede continuar, siendo un problema sólo en Italia. O Europa nos echa una mano para garantizar la seguridad de nuestro país o tendremos que buscar otras vías", advirtió.

El nuevo Gobierno italiano, que este martes se someterá a la confianza parlamentaria, comienza a llevar a cabo su programa electoral con los primeros gestos de mano dura contra la inmigración y con promesas de ayudas al empleo para las clases bajas.

Por la mañana el nuevo primer ministro, Giuseppe Conte, acudirá ante los grupos parlamentarios para explicar las prioridades de su Gobierno y obtener la confianza, una comparecencia de la que no esperan mayores sorpresas, ya que el M5S y la Liga juntos tienen la mayoría tanto en la Cámara de los Diputados como en el Senado.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios