Mundo

Johnson culpa de las elecciones al Parlamento por bloquear el ‘Brexit’

  • El primer ministro británico asegura que los diputados impidieron “una y otra vez” cumplir con el mandato del pueblo.

  • La campaña arranca con polémica para los tories, con dimisión incluida.

El primer ministro británico, Boris Johnson, se prepara para pronunciar su discurso de inicio de la campaña electoral. El primer ministro británico, Boris Johnson, se prepara para pronunciar su discurso de inicio de la campaña electoral.

El primer ministro británico, Boris Johnson, se prepara para pronunciar su discurso de inicio de la campaña electoral. / Andrew Parsons (Efe)

El primer ministro británico, Boris Johnson, ha dicho este miércoles que no tuvo "otra elección" más que convocar elecciones anticipadas en el Reino Unido debido a que el Parlamento "rechazó una y otra vez cumplir con el Brexit".

Tras una reunión con la reina Isabel II para comunicarle la disolución de las cámaras parlamentarias, el líder conservador ha marcado el inicio oficial de la campaña con un discurso a las puertas de su despacho en Londres, en el que ha pedido a los ciudadanos: "Vengan con nosotros".

Johnson, que gobierna en minoría tras llegar al poder en julio sin pasar por las urnas, ha dicho que "no deseaba" convocar los comicios del 12 de diciembre pero desde el referéndum de 2016 sobre el Brexit los diputados han impedido "una y otra vez" cumplir con el mandato del pueblo de salir de la UE.

El candidato tory ha subrayado en su mensaje que, si regresa al Gobierno con una mayoría suficiente en la Cámara de los Comunes, "ejecutará el Brexit" en la fecha prevista del 31 de enero, con el acuerdo "recién salido del horno" que negoció con la UE el mes pasado.

Se espera que esta noche presente en un acto en Birmingham el manifiesto del Partido Conservador, donde, además de la retirada del bloque europeo, va a prometer, según se ha adelantado, inversión en los servicios públicos.

Pese a que es favorito en las encuestas, Johnson ha empezado con mal pie la campaña debido a varias polémicas en su partido que amenazan con empañar su mensaje de tono optimista.

Este miércoles ha dimitido su ministro para Gales, Alun Cairns, por presuntamente mentir al afirmar que desconocía que su ayudante Ross England, al que respaldó como candidato a la Asamblea galesa, incumplió las normas del tribunal en un juicio por violación en 2018.

Además, Johnson afronta presiones después de que Jacob Rees-Mogg, líder conservador en la Cámara de los Comunes, insinuara el martes que las víctimas del incendio en 2017 del edificio Grenfell de Londres, que dejó 72 muertos, deberían haber actuado con "más sentido común" para librarse de las llamas.

Por otra parte, el Partido Conservador ha sido criticado por difundir un vídeo manipulado que mostraba al portavoz laborista del Brexit, Keir Starmer, aparentemente dudando antes de responder a preguntas de la prensa sobre la salida del Reino Unido de la UE.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios