Mundo

Macron se benefició de rebajas en los gastos de campaña electoral

  • Una investigación revela que el presidente francés disfrutó de trato de favor en su candidatura al Elíseo

El presidente galo, Emmanuel Macron (izquierda), charla en Ottawa con el primer ministro canadiense, Justin Trudeau. El presidente galo, Emmanuel Macron (izquierda), charla en Ottawa con el primer ministro canadiense, Justin Trudeau.

El presidente galo, Emmanuel Macron (izquierda), charla en Ottawa con el primer ministro canadiense, Justin Trudeau. / IAN LANGSDON / efe

El presidente francés, Emmanuel Macron, se benefició de numerosas rebajas en las facturas de empresas que le dieron servicios para la campaña electoral que le llevó al Elíseo en mayo de 2017, afirmó ayer France Info. La emisora, que presentó documentos de los gastos electorales de Macron que compara con las tarifas habituales por esos servicios, va en la línea de las revelaciones sobre comportamientos similares hechas anteriormente por Le Monde y Mediapart.

El Elíseo replicó que las notas de gastos del ahora jefe del Estado fueron validadas por la comisión nacional de cuentas de campaña, que por su parte precisó que el plazo para examinarlas ha expirado y que legalmente ya no tiene competencia para abrir una investigación. La radio destacó en su investigación el trato de favor dado al candidato Macron por el empresario Jean-Marc Dumontet, conocido por su afinidad con el político, que le alquiló en París su teatro Bobino el 6 de febrero de 2017 y el teatro Antoine el 8 de marzo por 3.000 euros cada vez cuando la tarifa de base para esas salas es de unos 13.000 euros.

Dumontet puso a disposición de partidarios de Macron el 17 de enero otra de sus salas, el Grand Point Virgule, para un debate sobre la cultura en el programa del candidato, pero eso no se consideró un acto de campaña y, por tanto, France Info no ha podido comprobar si el precio fue inferior al corriente. El equipo de campaña del actual presidente pagó 1.200 euros por la Bellevilloise, una conocida sala de conciertos en París, el 2 de mayo de 2017, que cuando fue utilizada por el candidato socialista, Benoît Hamon, el 20 de marzo, tuvo que abonar 4.838,40 euros.

Esas mismas circunstancias se repiten en la Maison de la Mutualité, también en la capital, ya que Macron obtuvo unas condiciones que no consiguió ningún otro de los candidatos de la sociedad que gestiona ese espacio, GL Events.

Según los autores de la investigación, el partido conservador Los Republicanos pagó 37.000 euros más por una prestación similar allí. La situación vuelve a reproducirse con un evento organizado por el actual ministro del Interior, Gerard Collomb, uno de los grandes valedores de Macron desde que se lanzó a la batalla por El Elíseo, en una gabarra en Lyon el 7 de septiembre de 2016. Se facturaron 996 euros cuando los precios normales rondan los 3.000.

France Info señaló que la sociedad de eventos Eurydice, cuyo director comercial, Arnaud Jolens, fue fichado por Macron una vez en El Elíseo, también le concedió "importantes rebajas". A modo de ejemplo, calculó que en un mitin en la ciudad de Arras el 26 de abril de 2017 se ahorró 22.000 euros para una prestación por la que pagó al final 61.521,47 euros.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios