Mundo

La OTAN se plantea romper toda colaboración con Rusia tras la invasión

  • Los ministros de Relaciones Exteriores de la Alianza se reúnen mañana en Bruselas en un ambiente de pesimismo y crispación · La guerra en el Cáucaso deshace unas relaciones construidas durante años

Comentarios 8

Los ministros de Relaciones Exteriores de la Organización del Tratado del Atlántico Norte (OTAN) reconsiderarán las relaciones con Rusia tras el conflicto en Georgia en la reunión de emergencia convococada por Estados Unidos que mañanase celebra en Bruselas, en medio del tradicional receso de verano en Europa.

La reunión se llevará a cabo en medio de advertencias lanzadas por Washington de que el Kremlin pone en riesgo su papel en organismos occidentales, como la OTAN, la Organización Mundial de Comercio (OMC) y el Grupo de los Ocho (G-8) por su acción militar en Georgia y las regiones de Abjazia y Osetia del Sur.

"En los años recientes, Rusia buscó integrarse en las estructuras diplomáticas, políticas, económicas y de seguridad del siglo XXI", dijo el miércoles el presidente de Estados Unidos, George W. Bush. "Ahora, Rusia pone en riesgo sus aspiraciones al realizar acciones en Georgia que son inconsistentes con los principios de esas instituciones", añadió.

Una repercusión obvia podría afectar al Consejo OTAN-Rusia. Creado en una cumbre en Roma en 2002, el Consejo fue defendido con frecuencia por el secretario general de la OTAN, Jaap de Hoop Scheffer, como "un valioso foro de diálogo para resolver temas políticos complejos". También permite que la OTAN y Rusia cooperen en un nivel práctico, como las maniobras militares conjuntas.

Pero esa cooperación está cada vez más en riesgo. Las maniobras que iban a realizar de forma conjunta Estados Unidos, Canadá y Rusia el 20 de agosto han sido canceladas, al igual que los ejercicios navales conjuntos entre Rusia, Estados Unidos, Reino Unido y Francia, que originalmente iban a tener lugar el viernes.

Entretanto, uno de los resultados más inmediatos de la intervención rusa fue que convenció a Polonia de las ventajas de permitir la instalación de lanzaderas de misiles estadounidenses en su territorio. El escudo antimisiles estadounidense, que también incluye la instalación de un radar en República Checa, es fuertemente resistido por Moscú.

El viernes, generales del Ejército ruso dijeron de manera amenazante a Polonia que el hecho de albergar misiles estadounidenses la convertirá en un objetivo militar potencial.

La última reunión del Consejo OTAN-Rusia se celebró en junio. En esa ocasión, el secretario general de la OTAN alabó a Rusia por su cooperación con la alianza pese a serios desacuerdos.

Esta semana, una petición de Rusia para celebrar una reunión extraordinaria en la que se discutiera el conflicto de Georgia fue rechazada. Y ahora, el embajador de Estados Unidos ante la OTAN, Kurt Volker, dijo que en las conversaciones de mañana en Bruselas, los aliados de la OTAN deberán "considerar" congelar, si no abandonar, el Consejo OTAN-Rusia. "Vamos a hablar entre nosotros sobre las relaciones de la OTAN con Rusia", dijo Volker en una entrevista con la televisión.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios