Mundo

El ministro del Interior afirma que no metería a su hija en pateras destinadas a la "masacre"

Matteo Salvini. Matteo Salvini.

Matteo Salvini. / ettore ferrari / efe

El vicepresidente del Gobierno italiano y ministro del Interior, Matteo Salvini, criticó a los inmigrantes que ponen en peligro la vida de sus hijos al cruzar el Mediterráneo al afirmar: "Yo no metería nunca a mi hija en una barca que pudiera hundirse".

El líder de la xenófoba Liga respondió así a una pregunta sobre la desesperación de algunas personas que se embarcan para escapar de la situación de sus países, en una entrevista en la emisora pública Rai.

"El drama es que viajan en lanchas deshinchadas o en barcas de madera en pésimas condiciones sabiendo que se van a hundir y esperando que alguna ONG los salve a tiempo y, si no, pues que llegue la masacre", aseveró antes de añadir que se pregunta "cómo un padre o una madre puede poner en riesgo la vida de su hijo esperando que funcione el sistema".

En opinión de Salvini, los fondos que se destinan a salvar a estas personas deberían emplearse en la creación de "un futuro allí, en los países de origen, y no proporcionándoles un futuro para que estén en la estación de trenes de Termini (Roma) o de Milán".

Sobre la oposición planteada el día anterior por algunos países de la Unión Europea al documento que reforma el Reglamento de Dublín, que establece qué país es responsable de tramitar las solicitudes de asilo, Salvini reivindicó la negativa de Italia.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios