Cultura

Aranda entre los caminos de Carmen

  • El director de la versión que protagonizó Paz Vega clausura el curso dedicado al mito · Stephen Frears con 'Tamara Drewe' inaugura el festival que hoy le rinde homenaje

Bajo el título Crear, dirigir, interpretar a Carmen, el cineasta Vicente Aranda, acompañado de los dramaturgos Salvador Távora y Gema López así como del director artístuco del festival, Javier Martín-Domínguez, relató ayer, en el Paraninfo de la Universidad, su interpretación del mito como autor de una de las versiones más personales del personaje.

Para el responsable de Libertarias, lo "más llamativo" de esta mujer fueron, asegura, "sus circunstancias", como el hecho de que "las cigarreras tenían los ojos negros porque el polvillo que desprende el tabaco dilata las pupilas". Aranda, que en 2003 llevó a la gran pantalla la vida de esta mujer encarnada en Paz Vega, resumió su esencia con la frase que "dijo algún un literato": "la historia de Carmen no es más que la historia de un soldado y una puta". Sin embargo, según relata el responsable de títulos del cine patrio como Amantes o La pasión turca, sólo logró comprenderla a través del personaje de Micaela que Bizet incorporó a la ópera y que -en palabras del director- "me hizo ver que Carmen básicamente lo que no quiere es ser una Micaela" .

A la visión que de la cigarrera dio Aranda -quien recibirá en esta edición del festival el Premio de Honor a toda su carrera- se unio la de dos creadores escénicos sevillanos. Así, Gema López, directora de Producciones Imperdibles, compañía que este verano llevó a la sede del Rectorado (marco donde se desarrolló la historia real) el montaje teatral, destacó que Carmen es un personaje que "forma parte de nuestra vida de manera natural". Por el contrario, el director Sálvador Távora, prefirió crear una Carmen alejada de la mala imagen de la mujer andaluza que representaban las obras de Merimeé y Bizet, según el dramaturgo. "Cuando leí la novela entendí que era un disparate, Carmen para Merimeé es una delincuente, una mujer que no tenía nada que ver con las historias que me contaba mi bisabuela de las cigarreras que en aquellos tiempos ya consiguieron ser independientes de los hombres económicamente". Tres interpretaciones que no son más que un ejemplo de que es Carmen es "un mito universal en permanente mutación", como reza el título del curso.

Y tras este repaso caleidoscópico al mito, llega, a partir de hoy, los platos fuertes de la programación. El británico Stephen Frears es el encargado de abrir esta edición con la proyección de su última película, Tamara Drewe, en el transcurso de una gala especial en el Lope de Vega en la que el director de Alta fidelidad y La reina recibirá el Premio de Honor Internacional por su "maestría, originalidad y compromiso social al afrontar siempre con éxito los diferentes géneros, situándose entre los directores más queridos y admirados internacionalmente", según palabras de la organización.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios