THE ENGLISH CONCERT | CRÍTICA En un salón burgués del siglo XVIII

The English Concert The English Concert

The English Concert / Richar Haughton

En un proceso de mímesis de los hábitos de conducta de la alta aristocracia, la pequeña nobleza y la burguesía emergente de la Europa de la segunda mitad del siglo XVIII adoptaron ciertas pautas de consumo cultural hasta entonces circunscritas a los altos palacios nobiliarios. Entre estas nuevas formas de construirse un lugar en un entramado social en proceso de transformación, los salones de las ciudades europeas asistieron a conciertos y veladas musicales de pequeño formato que abrieron un importante nicho de mercado para la composición de obras de cámara, género que goza en esos años de un boom espectacular.

A dicho repertorio se orientó el concierto de anoche del famoso grupo The English Concert, en el que pudimos ver cómo también los grandes maestros del Clasicismo encontraron una buena fuente de ingresos en la edición de tríos y cuartetos con un lenguaje ligero, de perfiles amables y estructuras sencillas, con miradas al mundo galante. Claro que un genio como el de Mozart no podía dejar de posar su mano sobre estas obras y teñirlas de profundidad y maestría. Fueron suyas las obras más apasionantes del programa y en las que el cuarteto brilló con mayor intensidad. Controlando la tendencia a la estridencia del violín de Zwiener, que estropeó las versiones de las obras de Haydn y del Bach de Londres, y con las estupendas prestaciones de Leal y Crouch, Beznosiuk deslumbró con su completo dominio del sonido y su capacidad para conseguir matizaciones de gran calado expresivo sustentadas por un fraseo medido y poético.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios