Cultura

Bayona en la isla de los dinosaurios

  • El director estrena hoy 'Jurassic World: El reino caído', su salto a Hollywood

  • Chris Pratt y Bryce Dallas Howard continúan en una franquicia a la que regresa con este título Jeff Goldblum

Bryce Dallas Howard y Chris Pratt, en una escena de 'Jurassic World: El reino caído'. Bryce Dallas Howard y Chris Pratt, en una escena de 'Jurassic World: El reino caído'.

Bryce Dallas Howard y Chris Pratt, en una escena de 'Jurassic World: El reino caído'. / universal pictures

En el pasado Festival de Málaga, donde recibió el premio Málaga Hoy a su trayectoria, Juan Antonio Bayona (Barcelona, 1975) restaba importancia al desafío de haberse implicado en un proyecto de la envergadura de Jurassic World: El reino caído y aseguraba que nunca se había encontrado con "una película que fuera fácil de hacer. Y, de hecho, si alguna película hubiera parecido sencilla no la habría dirigido. Siempre tiene que haber algún reto para que me apetezca hacerla. En el caso de Jurassic World, había un reto claro y es que nunca antes había trabajado en Hollywood, ni en el sistema de producción de un estudio; y ha sido una experiencia muy instructiva, una oportunidad enorme para aprender", reconocía el cineasta, que regresa hoy a los cines con su visión de ese mundo habitado por dinosaurios que crearon Michael Crichton en la literatura y Steven Spielberg en la gran pantalla.

Era predecible que Bayona acabara adentrándose en la industria norteamericana, donde encajaba a la perfección un director dotado tanto para la emoción como para la espectacularidad, virtudes que demostró en esa suerte de trilogía que formaban El orfanato (2007), Lo imposible (2012) y Un monstruo viene a verme (2016). Cerrado ese ciclo, que se saldó nada menos que con tres Premios Goya -uno al realizador novel y dos a la mejor dirección-, el barcelonés abre un nuevo capítulo de la mano de ese referente en el que parecía mirarse su obra, Spielberg, que le encargó seguir con la exitosa franquicia. Conocer al maestro que estaba detrás de clásicos como Tiburón o E.T. el extraterrestre no defraudó a su entusiasta admirador. "Ha sido maravilloso sentarse con él y ver las escenas, los planos, y más aún comprobar que estás todo el rato en la misma página, que hay una sintonía brutal. Si te digo la verdad, me quedé muy relajado. Siempre hay cierto peligro a la hora de encontrarte con tus héroes, pero en este caso ha ido todo bien", declaraba Bayona a Pablo Bujalance en el pasado Festival de Málaga.

Para su salto a Hollywood, el director ha mantenido a algunos de sus colaboradores fieles, como la productora Belén Atienza, el director de fotografía Óscar Faura, el montador Bernat Vilaplana o la actriz Geraldine Chaplin, quien hasta ahora ha aparecido en todos los trabajos de Bayona. Pese a no dar la espalda a sus raíces, el director sabía que en este nuevo viaje no podría imprimir con fuerza su propio sello. "Cuando me apunté al proyecto, sabía que debería cuidar del hijo de Steven y de Colin [Trevorrow, el director de Jurassic World]", dice. "Como realizador podía aportar mucho a la historia, al tono y al nivel de energía. Pero también era consciente de que millones de personas aman la saga Jurassic. Debía trabajar muy de cerca con ellos para que todos nos aseguráramos de ofrecer experiencias nuevas y emocionantes al público... sin dejar de lado el alma de la franquicia".

Jurassic World: El reino caídoretoma a los personajes de Jurassic World, Owen (Chris Pratt), el entrenador de dinosaurios, y Claire (Bryce Dallas Howard), la responsable del complejo turístico donde se exhibían estas criaturas. Ambos regresan a Isla Nublar para salvar a unas especies amenazadas por la erupción de un volcán. Bayona -que en su reparto recluta a un grande, Jeff Goldblum, un sonado regreso al universo de Jurassic Park- sucumbe también al encanto de la pareja formada por Pratt y Dallas Howard. "Todo el mundo les adora. La química que hay entre Bryce y Chris me recuerda a las viejas películas de Hollywood", señala. La actriz, por su parte, se alegra de defender un personaje que se rebela contra los estereotipos del cine de acción. "Siempre es una damisela en peligro o una mujer fuerte y heroica, pero no hay nada entre medias. Aquí me gustó mucho la idea de encarnar a una mujer a la vez decidida y centrada, pero también torpe y algo engreída, es decir, un ser humano de verdad".

Esta entrega promete una mayor presencia de dinosaurios frente a otros filmes de la serie.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios