Cultura

Brindis para don Juan Carlos

El rey Juan Carlos presidió ayer desde el Palco del Príncipe de la Real Maestranza de Caballería la octava corrida del abono de la Feria de Abril. El Monarca estuvo acompañado de su hija primogénita, la infanta Elena, y de su nieta Victoria Federica, ambas declaradas aficionadas a la fiesta de los toros. Junto a ellos presenciaron el festejo Javier Benjumea, teniente de hermano mayor de la Real Maestranza de Caballería, y su esposa, Mónica Serra.

La presencia de don Juan Carlos en el octavo festejo del abono fue una sorpresa. Su aparición en el palco principal del coso sevillano fue acogida con una gran ovación por el público que llenaba los tendidos para asistir a la lidia de seis toros de la divisa de Juan Pedro Domecq por parte de los diestros Enrique Ponce, José María Manzanares y el peruano Andrés Roca Rey, que hacía su presentación como matador en Sevilla. A la postre, y tal y como aconteció la tarde, la salva de aplausos más clamorosa que se oyó en la plaza fue la que tuvo como destinatario al padre de Felipe VI.

Los tres toreros brindaron su primera faena al Rey, que posteriormente recibió a los diestros, junto con la infanta Elena, en la sala adjunta al palco en compañía de Ramón Valencia, gerente de la empresa Pagés, organizadora de los festejos que se celebran en la plaza hispalense. El Monarca departió durante unos minutos con Ponce, Manzanares y Roca Rey, que dio el mayor susto de la tarde al sufrir una aparatosa cogida en su segundo de la que afortunadamente salió indemne. Don Juan Carlos se interesó especialmente por el percance de este joven matador de 19 años.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios