Cultura

Fallece Paco Aguilera, músico sevillano y espíritu teatral del grupo Esperpento

  • Viajó a Nueva York a estudiar música de jazz, animó el Mundial 'Cultural' y tocó en la Bienal

Paco Aguilera, en junio de 2002 en el bar Habanilla, cinco Mundiales después de España 82. Paco Aguilera, en junio de 2002 en el bar Habanilla, cinco Mundiales después de España 82.

Paco Aguilera, en junio de 2002 en el bar Habanilla, cinco Mundiales después de España 82. / josé ángel garcía

Comentarios 2

El 14 de junio de 1982 fue al estadio Sánchez-Pizjuán con dos músicos brasileños para ver el partido Brasil-Unión Soviética. Sevilla fue la sede de la selección carioca y Paco Aguilera el animador musical con un piano que tocaba bajo una gigantesca carpa colocada en la Plaza de España. Sus acompañantes eran Rubem Dantas, a quien atribuía la invención del cajón como instrumento musical en una gira con Paco de Lucía por Perú, y Rogerio de Sousa, con quien Paco Aguilera tocó en varias Bienales de Flamenco y que entró a formar parte de su familia como pareja de Lala Aguilera, la hermana actriz del músico. Bellísima, un camión la atropelló mortalmente el 25 de enero de 1987 cuando triunfaba por su papel en el montaje de Bodas de sangre de José Luis Gómez.

Acaba de fallecer Paco Aguilera. Almeriense de cuna, en los años 60 se convirtió en el responsable musical de las obras de Esperpento y Mediodía, dos de los grupos de la revolución teatral que vivió Sevilla, cantera de buena parte de los protagonistas de la Transición, desde Alfonso Guerra a Amparo Rubiales. Paco Aguilera es la melodía de esa transformación.

En 1982 viajó a Nueva York para perfeccionar sus conocimientos de jazz. Cuando Miles Davis vino a actuar a Sevilla dentro del ciclo Cita en Sevilla, Paco Aguilera le regaló un disco de Paco de Lucía y Camarón. Cuando el músico afincado en Sevilla oyó el disco Music from Siesta del norteamericano le pareció encontrar secuelas del regalo que le hicieron.

Vivía junto a la iglesia de San Martín, de donde cada Miércoles Santo sale la Lanzada. En su casa de la calle Divina Enfermera había instalado su estudio de producciones musicales. Paco Aguilera le puso a su hijo Paco Aguilera. Debe andar por los 20 años. En su juventud, practicó el atletismo. Le gustaba fantasear y regalar una charla con sonrisa a los que compartían con él un café o una cerveza en el Habanilla o Las Columnas, en la Alameda que conoció en su bendita etapa maldita.

Hizo la música de Ronda de amor, producción de Teatro Mediodía con Pedro Á'lvarez-Ossorio y Roberto Quintana. Profesor de Interpretación Musical en el Instituto de Teatro, en las etapas del Cortijo del Cuarto y Divina Pastora, los de su generación son el cimiento sobre el que creció la mejor cosecha de intérpretes del cine español que en los últimos años recogió un buen ramillete de Goyas.

Bohemio por su filosofía de la vida, no por epatar, disfrutó con los dos goles de Brasil a Dassaev.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios