Cultura

'Superagentes' contra los crímenes en el arte

  • Una generación de especialistas se forma en Italia para luchar contra los delitos al patrimonio cultural

Por primera vez en la historia del arte surge una generación internacional de especialistas preparada para luchar contra el robo, la falsificación, la aniquilación y el comercio ilegal de obras de arte y patrimonio cultural, una red de "superagentes" que forma la asociación ARCA. La Association for Research into Crimes against Art (ARCA, en sus siglas en inglés) nace con el propósito de perseguir casos de sustracción y falsificación de piezas de arte, vandalismo contra el patrimonio cultural y expoliación de obras en guerras y yacimientos, explicó ayer su fundador, Noah Charney, que señala que es habitual que bandas delictivas profesionales paguen un cargamento de cocaína o kalashnikovs con lienzos sustraídos de autores como Picasso, Matisse, Van Gogh o Sorolla.

ARCA selecciona y educa a esos expertos, que deberán saber desde criminología a historia del arte, conocer la situación del mercado del arte, las claves de la museología, la legislación en materia de arte o cómo operan las fuerzas de seguridad, detalla Charney, que debutó como novelista con El ladrón de arte, publicada en español en 2007.

El objetivo de ARCA no es el de pertenecer a una agencia de seguridad u organismo concreto, a pesar de que colabora con fuerzas de seguridad en investigaciones mundiales de cualquier tipo de delito contra el patrimonio artístico y cultural. La educación de esa élite está llevándose a cabo discretamente en el postgrado creado hace tres años por ARCA, Master Program in International Art Crime and Cultural Heritage Program (www.artcrime.info/education). Italia es la cuna de esta red y donde se imparte ese máster "por lógica", ya que es el país que alcanza una tasa anual de robos de obras de entre 20.000 y 30.000, es decir, "cinco veces" más que la media mundial, con excepción de Rusia.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios