Es una de las "tres meninas" del catalán

El Tapiz de Miró, por delante y por detras

  • Su Fundación cumple un "deseo" del artista y permitirá ver la obra de forma completa como si fuera una escultura

La restauradora de la Fundación Miro, Elisabet Serrat, trabajando en el dorso del tapiz. La restauradora de la Fundación Miro, Elisabet Serrat, trabajando en el dorso del tapiz.

La restauradora de la Fundación Miro, Elisabet Serrat, trabajando en el dorso del tapiz. / Toni Albir (Efe)

La Fundación Joan Miró ha cumplido con un "deseo" del artista catalán al avanzar dos metros de la pared su mítico gran Tapiz, de una tonelada de peso, y que los visitantes podrán visualizar de forma completa en su parta delantera y trasera como si de una escultura se tratara, como han explicado la conservadora Teresa Montaner y la restauradora Elisabet Serrat.

El hito, que el director de la fundación, Marko Daniel, considera histórico, se enmarca en un proceso de conservación de la obra, 40 años después de ser colgada en el mismo sitio, y que, para la sorpresa de los conservadores, se encuentra en "perfecto estado", si bien los rojos y amarillos de la parte delantera han perdido vivacidad.

Desde hace tres semanas, Serrat trabaja en la obra de 7,5 por 5 metros, hecha por Miró y el artesano textil Josep Royo junto a tejedoras anónimas, y que han descolgado a través de una grúa y un sistema de poleas, que ahora se puede ver al lado de una cámara que muestra los trabajos de Serrat, que los visitantes pueden observar.

Una vez finalice este trabajo el próximo lunes, los visitantes podrán dar la vuelta por toda la pieza a partir del martes 26 y hasta el 12 de mayo, y así gozar de la "la dimensión matérica" de toda la obra, disfrutando también de la parte del dorso.

En la operación, de 20.000 euros y financiada a través de una cena benéfica, no se han hallado insectos, ni desperfectos entre los materiales a base de madejas y lanas de algodón, lino, yute, cáñamo y nylon, que en la parte de atrás se encuentran protegidas por una gran tela, que solo han levantado dos metros ante el buen estado general del tapiz.

"No lo hemos tenido ni que aspirar ni limpiar", ha subrayado Serrat, que sí que ha pasado un aspirador frío y una limpieza mecánica sin productos químicos más para conservar que para reparar nada, y también para quitar tensión sobre todos los grupos de nudos y lanas aplastados contra la pared desde 1979.

Es un trabajo "que normalmente no se puede ver", ha significado Daniel, mientras que el nieto de Miró, Joan Punyet, ha destacado lo contento y feliz que se mostró Royo en una visita reciente en la que le contó el proyecto.

El colorido del mítico tapiz del artista catalán. El colorido del mítico tapiz del artista catalán.

El colorido del mítico tapiz del artista catalán. / Toni Albir (Efe)

Punyet Miró ha subrayado la importancia del tapiz que Miró proyectó para la fundación, en su trabajo constante con la experimentación, y lo ha circunscrito a una de las "tres meninas" del artista catalán a nivel de tapices: otro de ellos fue destruido con el ataque de las Torres Gemelas el 11-S y el tercero se encuentra en la National Gallery de Washington

Apartar el tapiz de la pared ha permitido ver también el urdido y la trama por detrás, teniendo en cuenta que los nudos que, en este tipo de trabajos milenarios se encuentran en la parte dorsal, en este caso están tanto delante como detrás porque Miró aspiraba a jugar con los volúmenes.

Una vez descubierto el buen estado y "explosión de vida" de la parte trasera y constatado que algunos colores delanteros se han apagado, la fundación iniciará ahora un estudio colorimétrico y de estudio sobre el origen de los materiales para entender por qué el tapiz no ha cedido ni un milímetro.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios