Las claves del día Suscríbete a nuestra 'newsletter' y recíbela cada mañana de lunes a viernes

Crítica de Música

Trío de damas

trío artemisia

'Noches en Jardines del Alcázar'. Programa: Obras de L. Boccherini, J. S. Bach, D. Scarlatti, W. A. Mozart y L. van Beethoven. Intérpretes: Maríarosaria D'Aprile (violín), María Ramírez (viola) y Mercedes Ruiz (violonchelo). Lugar: Jardines del Alcázar. Fecha: Martes 20 de septiembre. Aforo: Lleno.

Es bien conocida la vitalidad de la que disfruta en Sevilla la música antigua merced a la existencia de numerosos grupos de altísima calidad, con la OBS al frente. Por ello, tiempo va siendo para que de todos estos estupendos conjuntos salga algún grupo de cámara que aborde el repertorio del Clasicismo y del primer Romanticismo con la visión renovada que una aproximación historicista puede aportar a la música de Haydn, Mozart o Beethoven.

El germen de ese o esos grupos bien puede ser el Trío Artemisia, capaz de alcanzar altas cotas de calidad con su mirada especial sobre la música de cámara. Sus tres integrantes son bien conocidas por su alto nivel interpretativo en solitario o en grupos más numerosos, pero en la formación camerística han mostrado alcanzar una sinergia que eleva de manera exponencial la calidad global. A la redondez y poderío del chelo de Ruiz se unieron la voz siempre afinada y compacta de la viola de Ramírez y el brillo y la energía del violín de D'Aprile. Pero lo más importante fue el fantástico empaste, la manera en que se fundían los sonidos individuales en uno de gran personalidad y el grado de homeogeneidad en la articulación y el fraseo. Un fraseo siempre atento al matiz y al acento, con variedad de enfoques dinámicos (esos golpes de arco en la Serenade de Beethoven) y soltura a la hora de alterar los tempos siempre con la voluntad expresiva como guía.

La elevada humedad ambiental puso en aprietos puntuales a la definición del sonido del violín y del chelo, pero ello no fue obstáculo para momentos tan bellos como el Aria de las Goldberg o la sonata de Scarlatti, con una D'Aprile plena de agilidad y de expresividad ornamental.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios