Cultura

Los músicos de la ROSS alertan sobre los riesgos laborales que corren en su profesión

Comentarios 1

Con motivo de las movilizaciones sindicales por el Día Internacional de la Salud y la Seguridad en el Trabajo, músicos de la Orquesta Sinfónica de Sevilla (ROSS) alertaron ayer de los riesgos laborales que corren en su profesión con una concentración musical en el centro de Sevilla. A las 11:15, en la Plaza del Duque, un quinteto de viento interpretó la fanfarria de La Peri mientras hacía público un manifiesto donde se denunciaba que "en los 25 años de vida de nuestra orquesta, el 10% de la plantilla ha sufrido una incapacidad laboral que le ha obligado a abandonar la profesión". Estos músicos expusieron que en su trabajo "no se hacen las sonometrías preceptivas, el foso del Maestranza no reúne las características necesarias de espacio de trabajo, se trabaja sin puntos de luz adecuados a las exigencias de las partituras, etcétera. Esto está produciendo problemas de salud, entre los que se encuentran lesiones músculo-esqueléticas, pérdidas de audición y de visión en muchos músicos". Posteriormente, en las setas de la Encarnación, un violoncellista de la ROSS interpretó El cant dels ocells (El canto de los pájaros) en la versión de Pau Casal y el presidente del comité de empresa de la ROSS, Juan Carlos Pérez Calleja, criticó la "incompetente" gestión de la gerencia del Maestranza en la retirada de 75 metros cuadrados de amianto. "Nuestra gerencia retiró en 2014, mientras estábamos trabajando, 75 metros cuadrados de paneles con amianto. La propia Inspección de Trabajo, a solicitud de nuestro Comité de empresa, ha sancionado con tres faltas graves al Teatro Maestranza, al constatar que no informó a las distintas empresas, no evaluó los riesgos de sus plantillas y no se coordinó con la de limpieza, a dos de cuyos trabajadores mandó recoger el material de amianto y tirarlo al contenedor habitual de la calle".

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios