PASA LA VIDA

Carta a la directora

Ala atención de Rosalía Gómez Muñoz, directora artística de la Bienal de Arte Flamenco de Sevilla 2012. Querida compañera y sin embargo amiga: Cuando te conocí, hace veinte años, en mi búsqueda de expertos en cada rama de la cultura para poner el periodismo cultural sevillano a la altura de la Exposición Universal que se avecinaba, ya conocías el quién es quién de las artes escénicas a nivel internacional y ya sabías qué se siente bajo los focos con y sin público. Habías dejado por voluntad propia la docencia. Con 23 años, tras concluir tu licenciatura, sacaste a la primera las oposiciones y tenías plaza fija de profesora en el Instituto de Secundaria de Sanlúcar la Mayor. El sueño de tantos paisanos: un sueldo fijo. Y renunciaste a una vida cómoda para arriesgarte a emprender tu vocación por el teatro y por el baile. Ese es tu mayor mérito, ir a contracorriente de una sociedad con vocación funcionarial. Y desde esa libertad que fraguaste hace un cuarto de siglo con un espectáculo inicial sobre el mito de Sísifo y el esfuerzo presuntamente inútil, ahora debes ser libre para incardinar mejor la Bienal de Flamenco, a compás pero sin fronteras, en el club de los grandes festivales, encabezados por Aviñón y Edimburgo.

Dinero hay poco. Pero lo que ha de verse a raudales el año que viene es imaginación y talento. Conoces bien el percal de las diversas generaciones flamencas y la presión que muchos van a ejercer para agenciarse un caché aunque no aporten nada especial. De seguro que también sufrirás andanadas de compadreo político para meter con calzador en la programación a fulano y a zutano. Ejerce tu libertad para conquistar tu particular estatuto de autonomía.

Desde estas páginas, como se merecen los lectores, te exigiremos igual que a tus predecesores. Elogiaremos tus aciertos y criticaremos tus errores. Lo que de entrada me atrevo a asegurar es que no vas a chupar cámara. Es lo primero que aprenderán de ti muchos políticos y muchos gestores culturales.

Tags

MÁS ARTÍCULOS DE OPINIÓN Ir a la sección Opinión »

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios