Diario de Sevilla En la batalla del coronavirus: mantenemos nuestra cita en los quioscos con despliegue informativo sobre la pandemia

Desde mi córner

Luis Carlos Peris

lcperis@diariodesevilla.es

Insólito, sin cofradías y sin fútbol

El Domingo de Ramos de 1933 no hubo pasos en la calle, pero el Sevilla venció al Oviedo

Hace un año menos dos semanas más o menos se bramaba en esta Sevilla de nuestras entretelas por la coincidencia del derbi con la Borriquita. Al final se solucionó el problema adelantando el fútbol veinticuatro horas y eso contrarió a la cofradía de la Milagrosa. Todo salió a pedir de boca, el derbi se celebró sin alteración alguna, la cofradía de Ciudad Jardín discurrió sin problemas junto al lugar de autos, aquí paz y después gloria.

Lo que daríamos hoy por una repetición de susodicho problema. Cómo añoramos una situación como aquella de abril de 2019, con el Consejo de Cofradías y la delegación de Fiestas Mayores más unidas que nunca a fin de hacer variar el criterio de los mandarines futboleros. Qué nostalgia de derbi y fútbol en Domingo de Ramos, con la de veces que se dio una coincidencia que se subsanaba llevando el fútbol a mediodía, lo que pasó en Nervión y también en Heliópolis.

Pero no, ni pasos ni fútbol. Y la verdad es que en este día es más prescindible el fútbol que las procesiones, pero prescindir de ambas materias es un dolor que nos coge con la guardia baja y la clausura alta. Hubo una vez, aparte los pasados por agua, en que no hubo pasos en Domingo de Ramos, 9 de abril de 1933, pero sí fútbol. El Sevilla jugó ese día ida de dieciseisavos de final de la Copa Presidente contra el Oviedo con triunfo por cuatro goles a uno del equipo sevillista.

Hoy no tenemos opción a alternativa que no sea la del confinamiento, por lo que nos amaneció el más triste Domingo de Ramos que quizás registre nuestra vida. Y digo quizás porque a ver quién es el que da con la fecha de finalización y carpetazo a este estado de cosas. Bebamos como buenamente Dios no dé a entender este amargo cáliz y esperemos a que pase un temporal que tan a trasmano se nos vino encima, pero qué duro es esto sin fútbol y sin pasos, sobre todo sin pasos.

MÁS ARTÍCULOS DE OPINIÓN Ir a la sección Opinión »

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios