In & Out

pilar / larrondo

Madrecita del alma querida

HOY las protagonistas son ellas: las madres. En la víspera del día en el que las casas se llenan de flores, dibujos acompañados de un "eres la mejor" y collares de macarrones de colores. Dicen que las personas no valoramos lo que no hemos conquistado por nuestros propios medios. Y como a las madres no se las gana uno, sino que es la que nos toca, nunca llegamos a apreciar su importancia.

Desde el momento en el que supieron que estábamos en camino dejaron de ser ellas y su ombligo. Ahora detrás de éstos empezaba a formarse un individuo diminuto que las haría renunciar a sus horas de sueño de por vida. Una criatura que deformaría sus cuerpos, pero las haría felices por hacer de sus barrigas nuestro primer hogar. Primero cunas y biberones que darían paso a largas tardes de escritorio repasando sumas y restas, agradecidas con el dibujo que esa semana hubiéramos hecho en clase de plástica. Años felices para ellas porque aún nos tenían pegados a sus faldas.

Pero, ley de vida, nos tocó abandonar la infancia para dar pasitos hacía la vida adulta. Un trago agridulce para ellas. Adiós a los deberes que compartir y las barbies a las que peinar. Cambiamos el Scalextric por ir de paquete en la moto de un amigo y las muñecas por nuestras primeras fiestas. Ya no queremos pasar tiempo con ellas, otros se han adueñado de él. Pero la cosa cambia al cumplir los veinte. Volvemos a los brazos de mamá porque nos hemos dado cuenta de que sólo ellas están cuando se pone fea la cosa. Y se ha puesto horrible. Y ellas sufren porque estamos en el paro, nos han roto el corazón, no llegamos a fin de mes y ya no sonreímos como cuando orgullosos mostrábamos nuestras mellas.

El contrato materno-filial no entiende de leyes y sobrevive a todos los tiempos, teniendo como máximos beneficiarios a los hijos. Por eso, dejaos de ramos bonitos y tarjetas cursis. Quered, abrazad, estad y demostrad. Porque no sabréis nunca lo que una madre es capaz de querer hasta que tengáis vuestros propios hijos.

Tags

MÁS ARTÍCULOS DE OPINIÓN Ir a la sección Opinión »

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios