Sevilla municipal, según el CIS

Se podría deducir que un montón de votantes de centro y derecha, incluso de Vox, se han pasado a Espadas

Se suele decir que los barómetros del CIS marcan tendencias. Cuentan con la ventaja de que utilizan muestras más amplias. Cuentan con la desventaja de que se ha desprestigiado con José Félix Tezanos en la presidencia y se le acusa de estar al servicio del PSOE. Como se recordará, en las andaluzas se equivocaron, pero en las generales acertaron los grandes rasgos: el triunfo del PSOE y el batacazo del PP. Ayer publicaron una macroencuesta, que incluye las municipales en las grandes ciudades, entre ellas Sevilla. Según los resultados que hicieron públicos, Juan Espadas triunfará y saldrá a hombros como alcalde.

A esta encuesta hay que ponerle dos pegas notables. Una es la fecha (marzo-abril), que ya estaría caducada. Y otra es la participación, que estima en torno al 80%, lo que parece altamente improbable. En los resultados de voto más simpatía, ganaría el PSOE con el 30,2%, seguido del PP con el 14,6%, Adelante Sevilla con el 10,9%, Ciudadanos con el 7,8% y Vox se quedaría fuera del Ayuntamiento con sólo el 1,6%. Si ustedes hacen una sencilla suma observarán que esos votos representan el 65,1% de los votantes. ¿Y dónde están los demás? Una vez pasado por los fogones, el resultado de la encuesta cocinada a la plancha sería que el PSOE ganaría con el 42,3% (13-15 concejales), seguido del PP con el 25,2% (8-10 concejales). A continuación quedarían Adelante Sevilla con el 15,7% (5-6 concejales) y Ciudadanos con el 10,8% (3-4 concejales). Mientras que Vox se quedaría fuera con el 2,9%.

Si comparamos con las extrapolaciones y los pálpitos existentes, se confirma que Juan Espadas tiene muchas papeletas para ser reelegido. Y que la única alternativa es Beltrán Pérez, candidato del PP. Adelante Sevilla, con Susana Serrano, mantiene las fidelidades de IU y Podemos, que entre los dos sumaron cinco ediles en 2015. Mientras que Ciudadanos puede pagar sus errores en Sevilla, el desmantelamiento del grupo municipal, la tardanza en nombrar candidato a Álvaro Pimentel, la lista con desconocidos, etcétera.

Asimismo se podría deducir que un montón de votantes de centro y derecha, puede que incluso de Vox, se han pasado a Juan Espadas. Su fama de moderado y buena gente es letal para armar una alternativa mayoritaria. Aún así, no se le puede negar a Beltrán Pérez el mérito de aglutinar el voto del centro derecha útil.

Lo más raro de esta encuesta del CIS para Sevilla es que aquí casi todo el mundo se ha vuelto de izquierda (58%). Excepto que Juan Espadas no sea de izquierda, que también podría ser, o parecer.

MÁS ARTÍCULOS DE OPINIÓN Ir a la sección Opinión »

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios