La ventana

Luis Carlos Peris

lcperis@diariodesevilla.es

Al alba, un repeluco que nunca falla

Desde hace cuatro lustros largos, el día de hoy se me presenta con un sabor ciertamente agridulce, pues al gozo de que sea nuestro particular Día de Acción de Gracias se une el dolor por la pérdida que padecimos en este día, también domingo de hace veintidós años. Al alba de esa mañanita de primer domingo de diciembre sonó el teléfono para darnos una noticia que no por esperada resultó menos dolorosa. Pasan los años y aún siento el repeluco en esta amanecida del Día de la Constitución, de ese día de recuperación absoluta de libertades que un grupo de desalmados quiere cercenar por la vía de una legalidad ilegítima y absolutamente incomprensible. Ha pasado mucha agua bajo los puentes y ha llovido menos de lo que hubiésemos querido, pero el recuerdo negro sigue vivo y recrudecido por una situación que sólo le gusta a algunos indeseables.

MÁS ARTÍCULOS DE OPINIÓN Ir a la sección Opinión »

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios