CHIRIGOTA El Carnaval de Cádiz vuelve a cantarle a Queipo y la Macarena

Desde mi córner

Luis Carlos Peris

lcperis@diariodesevilla.es

Que el derbi no sea motivo de distracción

Betis y Sevilla afrontan dos compromisos de gran importancia para continuar donde están

Domingo saturado de fútbol y sin solución de continuidad para el que nos coge más a mano. Betis y Sevilla a escena en sesión continua, con los de Pellegrini en Vallecas a la hora de comer y de anfitriones los de Lopetegui para recibir al resucitado Getafe de Quique Sánchez Flores. Un doble duelo sevillano-madrileño que debería servir para nutrir las arcas clasificatorias de los nuestros, pero con cautela, que verdes las siegan.

Todo arranca en un rodeo tan inhóspito como Vallecas y que en este curso ha acrecentado su hostilidad por la magnífica campaña que está realizando el Rayo de Andoni Iraola. Intratable como anfitrión mediante un equipo sin nombres, pero sí con hombres que luchan con intensidad y vértigo, el Rayo ha hecho del recinto de Payaso Fofó un fortín inexpugnable para hacer de su rol casero la base para estar donde está en la tabla a pesar de su condición de recién ascendido.

Y cuando rayistas y béticos enfilen el camino de vestuarios, el Getafe estará a punto de saltar a la grama de Nervión para enfrentarse al segundo de la tabla, a ese Sevilla que también ha hecho de su feudo el motivo que le permite mirar de cerca al Real Madrid. Y ese Getafe que estaba sumido en el hoyo de la mano de Míchel se ha revitalizado bajo el mando del sobrino de Lola Flores hasta el punto de haber abandonado esa zona en que la inquietud se enseñorea de sus inquilinos.

Es una jornada, no obstante, que ha quedado opacada por el bombazo que supuso el sorteo de Copa. Ese Betis-Sevilla ya el próximo sábado ha orillado en cierta medida la obligación que supone el paso de oca para que esas dos plazas tan anheladas sigan siendo una realidad para el fútbol según Sevilla. Y no debería ser motivo de distracción en este domingo frío y soleado de enero en el que tan buenos botines están en juego. Cada cosa a su tiempo y los nabos en Adviento.

MÁS ARTÍCULOS DE OPINIÓN Ir a la sección Opinión »

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios