La ventana

Luis Carlos Peris

En el triste adiós a una bailaora muy sevillana

COETÁNEA de Matilde y de Manuela fue el espejo donde un puñado de bailaoras sevillanas se miraron. Merche Esmeralda, Pepa Montes, Milagros Mengíbar, Cristina Hoyos, Ana María Bueno o Carmen Albéniz tuvieron en Trini España su norte y su guía. Del zapateado hacía Trini una obra de arte en sus noches del Guajiro o donde se dio a conocer, en aquella Parrilla del Cristina lugar de maridaje del flamenco y el bolero, la buscona de lujo y la niña ya inquieta porque habían dado sobradamente las diez y no había tocado a retirada. Trini España, sobre todo, mantuvo una especie de mano a mano perpetuo con Matilde Coral e incluso surgía entre ellas la dualidad sevillana, pues Trini era macarena de la calle Relator y Matilde trianera del Zurraque. Ayer era incinerada Trini tras más de dos décadas de injusto anonimato tras haber sido un icono del baile flamenco y un referente para las artistas sevillana.

Etiquetas

MÁS ARTÍCULOS DE OPINIÓN Ir a la sección Opinión »

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios