Andalucía precisa que Bruselas tome la iniciativa

El viaje de Juanma Moreno a Bruselas en estos momentos es más que oportuno, porque hay que exigirle a la UE que actúe

El presidente andaluz inicia el lunes un viaje oficial de dos días al corazón de la Unión Europea: Bruselas. Se trata del segundo periplo oficial de Juanma Moreno desde que alcanzara la Presidencia de la Junta en enero, y llega después de la obligada primera visita a Marruecos. Pero el escenario actual y los acontecimientos que se suceden día tras día convierten la cita en nada protocolaria. En Andalucía están ahora mismo en juego muchos intereses económicos, por lo que es vital que las instituciones que rigen la Europa común tomen de una vez por todas la iniciativa para proteger eficazmente los intereses de sus socios. Nos referimos, fundamentalmente, a dos asuntos cruciales: la decisión del presidente Trump de gravar con aranceles de hasta un 25% la entrada de productos agrícolas en Estados Unidos procedentes de varios países europeos -entre ellos, España-, en represalia por las ayudas concedidas en su momento al proyecto Airbus, que se han declarado ilegales y que en teoría pudieron perjudicar a la norteamericana Boeing, y el Brexit. En ambos casos, Andalucía será una de las regiones europeas más perjudicadas, justo cuando la reciente crisis facilitó la clara apuesta del empresariado andaluz por la exportación. Los datos son concluyentes. El 5,2% de los 30.500 millones que ingresa Andalucía por sus ventas de productos al exterior procede Estados Unidos. El porcentaje referido al Reino Unido supera el 8,4%. El problema añadido de la estrategia de Trump es que puede sembrar la discordia en el seno de la propia UE. Si no hay una respuesta firme y conjunta de la Comisión Europea, países como Grecia, Portugal o Italia, que no están afectados por estas sanciones, pueden contemplar las mismas como una oportunidad para expandir sus productos y mejorar sus actuales cuotas de mercado. Respecto a la desconexión de Gran Bretaña, con la persistente amenaza de su primer ministro, Boris Johnson, de ejecutarla por las bravas, las derivadas son múltiples. El propio Gobierno andaluz estima entre 500 y 1.200 millones los perjuicios. Hay más de 9.000 trabajadores andaluces que cruzan todos los días la Verja para trabajar en Gibraltar. Suman casi 3 millones los turistas británicos que eligen cada año destinos andaluces para sus vacaciones. Gran Bretaña, en la práctica, supone el 2,4% del PIB andaluz. Por todo ello, la visita del presidente Juanma Moreno a Bruselas es más que oportuna. Aunque tampoco ayude que la propia Comisión viva una situación de interinidad hasta que se complete el relevo de sus actuales integrantes. Pero hay que exigirle que actúe.

MÁS ARTÍCULOS DE OPINIÓN Ir a la sección Opinión »

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios