Desmesura

La UE, secas sus raíces históricas, olvidada la Europa de las catedrales y la Ilustración y corroída por el buenismo, ha dejado de ser un proyecto sugestivo de vida en común.