El final del verano

Con o sin vacaciones, hayamos viajado o no, el final del verano tiene un componente tristón, de fiesta que se acaba, de resaca sin aspirina, de beso que se fue demasiado rápido.