Elogio del mayor

Nuestra sociedad está obsesionada con la juventud y va camino de inyectarse la cicuta del totalitarismo. Y todo porque se pretende estabular al anciano entre cuatro paredes.