crimen del joyero

Carmona decreta tres días de luto por el asesinato del joyero

  • IU pide que no se difundan bulos y se deje trabajar a la Guardia Civil 

El alcalde de Carmona, Juan Ávila, atiende a la prensa tras el crimen. El alcalde de Carmona, Juan Ávila, atiende a la prensa tras el crimen.

El alcalde de Carmona, Juan Ávila, atiende a la prensa tras el crimen. / Juan Carlos Vázquez

El Ayuntamiento de Carmona ha decretado tres días de luto oficial en el pueblo en memoria del propietario de la joyería de la calle Pablo Neruda de la localidad asesinado, un hombre de 60 años que fue encontrado muerto, amordazado y al menos con un disparo.

Fuentes municipales han informado de que el decreto del luto oficial ha sido firmado por el alcalde, Juan Ávila, tras una reunión extraordinaria de la Junta de Portavoces municipal, en la que se ha decidido que todas las banderas oficiales del Ayuntamiento ondearán a media asta hasta el próximo viernes. De forma paralela, se ha convocado a los vecinos a secundar un minuto de silencio en memoria del fallecido, a las doce del mediodía a las puertas del Ayuntamiento.

Las reacciones al suceso siguen produciéndose además en los grupos de la oposición. Desde IU, el portavoz municipal Vicente García ha insistido en que siguen "consternados" por la noticia y reclamó, como medida de respeto, que no se difundan bulos y se deje trabajar a la Guardia Civil para esclarecer los hechos. "No hay mayor respeto a la familia y a la víctima que dejar investigar a los cuerpos de seguridad. Por favor, no demos voz a los bulos. No entorpezcamos, colaboremos", ha señalado.

García ha insistido además en que "Izquierda Unida siempre se ha tomado muy en serio estos hechos, como hemos demostrado tanto estando en gobierno local, solicitando la presencia de la Policía Nacional en reiteradas ocasiones; y también en la oposición estando a disposición de la ciudadanía."

Según han informado fuentes de la investigación, el cadáver fue descubierto por una hija del fallecido, después de que su mujer intentase localizarse toda la tarde sin éxito. Las primeras llamadas de la mujer, tanto a su teléfono móvil como al fijo de la joyería, las realizó a las seis de la tarde, y poco después de las ocho, asustada ante la imposibilidad de contactar con él, una hija del joyero accedió al establecimiento y encontró a su padre muerto en la trastienda y amordazado.

El cadáver tenía al menos un impacto de bala, según las fuentes, que han precisado que vecinos de la zona han informado a los agentes de que en torno a las seis de la tarde vieron salir de las puertas de la joyería a un coche de color azul en el que iban tres hombres, cuya descripción han aportado.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios