Provincia

El presupuesto de la Diputación de 2022 rozará los 500 millones de euros, un 4,29% más

  • La flexibilización de las reglas fiscales supone la inyección de otros 64 millones adicionales

  • Villalobos asegura que con los fondos "extraordinarios" se reforzarán las obras menores, ayudas de emergencia social y planes de empleo

  • En plena ejecución del Plan Contigo, 370 millones que no se incluyen en estas cuentas, bajan las inversiones y se refuerzan los programas

Villalobos, flanqueado por la diputada de Hacienda y la directora del área, en la presentación del anteproyecto del presupuesto.

Villalobos, flanqueado por la diputada de Hacienda y la directora del área, en la presentación del anteproyecto del presupuesto. / M. G.

La supresión por segundo año de las reglas fiscales, que fijan un techo de gasto para las administraciones, supondrá una inyección de 64 millones en los presupuestos de la Diputación para 2022. En 2021, ese plan extraordinario supuso 59 millones. Es uno de los datos que marcarán unas cuentas con un montante de casi 500 millones de euros (491,7), con un incremento del 4,29% ó 20,2 millones más, gracias también a que se han terminado de devolver al Estado los ingresos por la liquidación negativa que se produjo en 2008 y 2009, que suponían 8,5 millones al año.

El presidente, Fernando Rodríguez Villalobos, entregó este lunes a los grupos del anteproyecto de presupuestos, que no incluyen los 370 del Plan Contigo, que se puso en marcha con los remanentes  y ahorros de la entidad, también como medida excepcional y previo aval del Estado para alentar la economía y hacer frente a la crisis social por la pandemia.

Villalobos subrayó que esos fondos adicionales con la regla de gasto irán a reforzar inversiones menores (necesidad permanente, al margen de los grandes proyectos del Plan Contigo, según ha dicho); las ayudas de emergencia social para las familias y planes de empleo, con contratos temporales para colectivos que peor lo están pasando por la crisis.

Primer bloque

De nuevo, a la hora de presentar el presupuesto, el gobierno socialista no lo ha hecho por las áreas de gestión con la que funciona, sino en función de otros "bloques". El que acapara la mayor cuantía (250 millones o el 65,2% del gasto no financiero, con un incremento del 10,43% con respecto a 2021) es el que denomina "gasto social", si bien no incluye sólo los servicios sociales, como podría entenderse, sino el tronco de los servicios históricos que presta, incluidos bomberos o asistencia técnica a los ayuntamientos; educación, monitores y circuitos culturales y deportivos o su aportación al Pfoea (Plan Fomento del Empleo Agrario, el antiguo PER).

Dentro de este bloque, los servicios públicos básicos contarán con 60,26 millones de euros, un 33,34% más que este año. Se refuerza las aportaciones al Consorcio de Bomberos (hasta un total 6,83 millones o 1,43 millones más) y se incluyen los 2,4 millones de euros de los fondos de la Estrategia de Desarrollo Urbano e Integrado (Edusi), programa de fondos europeos en las áreas funcionales de Bormujos y Camas, que captó la Diputación.

En cuanto al apartado definido como "protección y promoción social", contará con 81,4 millones de euros, un 6,05% más que este año. Aquí se incluye la ayuda a domicilio, que acapara más de la mitad de ese presupuesto (46,9 millones, casi 8,5% más que este año por la Ley de Dependencia).

Se refuerzan los servicios sociales especializados o centros residenciales, que reciben 17,07 millones y se incrementa en un 13,9% la partida para programas de igualdad de género, con un presupuesto de 1,4 millones. Pero en promoción social, la Diputación también incluye su aportación al Pfoea, con 40,7 millones de euros y un incremento del 2,4%.

La tercera pata del bloque de gasto social o ese tronco en los cometidos históricos de la Diputación, son los que llama "bienes públicos de carácter preferente", básicos para los ayuntamientos y la actividad en los mismos: educación, monitores culturales, circuito cultural provincial, Festival de Jazz, Casa de la Provincia, fomento del deporte, Cross de Itálica... Suman 41,3 millones, un 9,55% más que este año.

Segundo bloque

Dentro del bloque la Diputación define como "gasto económico", destaca que algunas inversiones vayan a la baja: como las de carreteras, que pasan de 10 a 7 millones, si bien Villalobos ha recordado que se mantienen las partidas para mantenimiento; desaparecen los 5 millones para vías singulares; o los 4 para el programa contra los desequilibrios tecnológicos.

En su conjunto el descenso en este "gasto económico" de un año a otro es del 15%, con 46,9 millones previstos para 2021. Dentro del mismo, sí se refuerza, hasta contar con algo más de un millón de euros, el apartado para comercio, turismo y pequeñas y medianas empresas, que tienen que ver sobre todo con los plantes turísticos de Prodetur, con un 8,35% más, y se doblan la partidas para el programa Guadalinfo (algo más de 2 millones el año que viene). La sociedad INPRO sale reforzada de nuevo, con un presupuesto de 7,16% (un 4,35% más).

Otros gastos

En lo que respecta a lo que el Gobierno socialista define como "gastos de carácter general" y al que vincula 193,4 millones de euros (un aumento del 2,79% con respecto a este año), destacan las partidas destinadas a "administración financiera y tributaria", 142,27 millones o un 3,13% más, incluidos los fondos que se prestan a los ayuntamientos para que los puedan usar con distintos fines aunque tengan que devolverlos a coste cero Los FEAR (cerca de 30 millones de euros) o lo que se traspasa a un ente esencial como el Opaef (de Asesoramiento, Económico y Fiscal, que recauda y respalda financieramente a los municipios).

Villalobos ha insistido en que los grandes objetivos del que será el tercer presupuesto del mandato son el desarrollo económico (generando empleo e inversiones); el desarrollo social con la atención a la dependencia especialmente y el apoyo a las entidades locales con programas y líneas de colaboración financiera.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios