Provincia

Écija: el consumo de agua en industria y comercio se redujo un 12% durante la pandemia

  • El impago de recibos aumentó en un 1,5% de forma global, aunque no hubo cortes de suministro durante el estado de alarma

  • En los primeros meses de 2021 ya ha habido más solicitudes para aplazar el pago que durante todo 2020

La oficina de Aqua Campiña, de Aqualia, que gestiona el servicio municipal de agua en Écija.

La oficina de Aqua Campiña, de Aqualia, que gestiona el servicio municipal de agua en Écija. / M. G.

La pandemia, que marcó cualquier actividad o hábito a lo largo de 2020, condicionó también en gran medida el consumo de agua en Écija, un año en el que se redujo notablemente, por encima del 12%, la demanda en actividades industriales y comerciales y aumentó, por el contrario, el consumo doméstico. También han aumentado los impagos.

Así se desprende del balance que, una vez cerrado el ejercicio, ha hecho la empresa que gestiona el servicio municipal de agua de Écija, Aqua Campiña. Globalmente, se produjo un descenso del 25,64% en los consumos municipales, que incluyen el agua que se se gasta en las dependencias públicas.

El consumo de los contratos comerciales e industriales bajó un 12,3%, en gran parte debido a los meses de cierre de actividades no esenciales, según destaca la compañía en un comunicado, en el que recuerda que una de las medidas de apoyo a los comercios y autónomos que puso en marcha la empresa fue aplicar un consumo estimado de 0 metros cúbicos por día, desde el día 14 de marzo hasta el 1 de julio, a todos aquellos usuarios a los que no se les pudiera realizar la lectura real de sus contadores, para aliviar la presión económica de esos meses de cierre.

En el ámbito doméstico, el consumo en los hogares subió con respecto al año anterior debido al confinamiento, pues las familias pasaron más horas en casa y se extremó la higiene y limpieza preventivas frente al coronavirus.

El año pasado también aumentaron los datos de impago del recibo de agua: el porcentaje subió 1’5 puntos respecto a los de 2019, lo que se traduce en un montante de casi 70.000 euros más de impagado en 2020 de lo que ya había.

A pesar de ello, tal y como establecía el paquete de medidas de apoyo a los ciudadanos de la empresa y posteriormente el propio Real Decreto Ley del Estado, Aqua Campiña no realizó ningún corte de suministro por este motivo durante 2020.

En una situación de normalidad, las empresas del sector de la gestión del agua contemplan la suspensión de suministro como una herramienta de actuación frente a impagos que no estén motivados por la falta de recursos económicos por parte del usuario. Pero mientras duró esta excepcional situación, Aqua Campiña paralizó cualquier corte del suministro de agua, fuera por la causa que fuera, subraya la empresa.

La situación económica provocada por la pandemia empezó así a sentirse en Aqua Campiña en 2020 con los impagos del recibo y estos primeros meses del año se ha confirmado con el número de aplazamientos de pago solicitados. En los primeros meses del año 2021 se ha realizado ya un mayor número de aplazamientos que en todo el año 2020.

La compañía recuerda que existen una serie de mecanismos de acción social, tanto desde Aqua Campiña como desde el Ayuntamiento a través de Asuntos Sociales, a los que acudir en caso de dificultades económicas para afrontar el pago del servicio.

“En 2020 el dato que manejábamos en el sector del agua era que el porcentaje de población que necesitaba ayuda para pagar el recibo del agua no llegaba al 0,03%. Con los mecanismos sociales disponibles confiamos en que esta cifra no se vea incrementada”, destaca el gerente de Aqua Campiña, José María Pérez.

Los datos de los primeros meses de este año ya apuntan a que la actividad se está retomando y los consumos empiezan a estabilizarse y a recuperar los niveles de normalidad anteriores a la pandemia.

Tags

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios