Educación

Un FP de informática en Osuna, sin ordenadores

  • Alumnos y profesores del ciclo formativo de Desarrollo de Aplicaciones Multiplataforma (DAM) de un instituto de Osuna se quejan a la Junta de la falta de dotación de equipos y escritorios

La clase de segundo del ciclo de DAM del IES Rodríguez Marín, sin ordenadores La clase de segundo del ciclo de DAM del IES Rodríguez Marín, sin ordenadores

La clase de segundo del ciclo de DAM del IES Rodríguez Marín, sin ordenadores / M. G.

Cómo es posible estudiar un ciclo de Formación Profesional de programación y desarrollo de aplicaciones informáticas sin ordenadores. Esto es lo que se preguntan profesores y alumnos del Instituto de Educación Secundaria (IES) Rodríguez Marín de Osuna, en Sevilla, que denuncian "las malas condiciones" en las que se desarrolla el ciclo formativo de DAM (Desarrollo de Aplicaciones Multiplataforma) por la falta de equipos y escritores.

"Damos clases como buenamente podemos. Los alumnos de primero deben compartir ordenadores porque no hay equipos para todos ellos, mientras que los alumnos de segundo directamente tienen que traer de casa sus propios portátiles porque en el aula no hay ni un solo ordenador", se quejan desde el equipo docente del centro educativo público. "Los estudiantes están muy frustrados, especialmente los de segundo curso, ya que en marzo empiezan las prácticas y ven que van a estar todo el curso sin ordenadores".

"El centro lleva dos años reclamándole ordenadores a la Junta, pero ésta sólo hace retrasar los plazos", comenta Pedro Fernández, alumno de primer curso del Ciclo Formativo de Grado Superior de DAM. Además "las sillas y los pupitres no son suficientes ni los adecuados para estudiar un ciclo de estas características. Los pupitres son de madera y en la clase de segundo ni siquiera hay mesas, sólo sillas con palas", continúa el estudiante. "La situación es insostenible".

Los alumnos se quejan de que disponen de 20 ordenadores para 35 alumnos, los cuales han sido cedidos por el Ayuntamiento de Osuna, según confirman fuentes de este instituto de secundaria. Esto supone un gasto extra para muchas familias, que tienen que adquirir un portátil para sus hijos. "Si compartimos ordenador con un compañero, la mitad de las cosas no podemos hacerlas, sólo miramos, y esto va en detrimento de nuestra formación", apuntan alumnos del centro.

Alumnos y profesores del IES Rodríguez Marín reclaman a la Junta que asuma su responsabilidad en materia de educación y dote al centro público de recursos suficientes que permitan una formación de calidad.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios