Provincia

Fomento se muestra a favor de alejar las vías pero remite a la Junta

  • El gobierno local cree que el aval debe facilitar el acuerdo

El Ministerio de Fomento, a través de la Dirección General de Planes y Proyectos, tiene ya en su poder la propuesta que el gobierno local (PA-PP) ha recogido en el Avance del PGOU para alejar del casco urbano la vía del tren convencional y la futura línea de Alta Velocidad, lo que permitiría salvaguardar una zona que ya es urbana y que el municipio siga creciendo hacia el Norte.

Según el teniente de alcalde, Jorge Vega (PP), Fomento ha mostrado su disposición incluso a firmar un convenio para efectuar esa "ronda norte" asumiendo, a través de los suelos que se revaloricen, parte del coste o reinvirtiendo en proyectos de interés municipal, aunque los términos deben negociarse. Vega, que viajó a Madrid el viernes junto al redactor del PGOU, Fermín Vallejo, se mostró "satisfecho" del resultado del encuentro, en el que trasladaron "el deseo del pueblo de Marchena" y la idea de unificar en una sola estación los servicios actuales y los del AVE. Sin embargo, Fomento remitió a la Junta para tratar sobre este tramo Alta Velocidad, con lo que ésta sigue teniendo la pelota sobre su tejado.

El gobierno local esperará a que pasen las elecciones para "retomar" las conversaciones con la Consejería de Obras Públicas, que aún no ha recibido al gobierno local, aunque cree que la buena disposición de Fomento facilitará las cosas. La ex consejera de Obras Públicas, Concepción Gutiérrez, apuntó en su día en una visita a las obras del AVE en Osuna que una de las condiciones para avalar urbanísticamente el traslado de vías sería que los propietarios de suelo beneficiados asuman su coste o se haga VPO. En cuanto al traslado del AVE, dijo que podría implicar que la estación prevista en Marchena no tuviera sentido. La propuesta del PGOU prevé alejar la estación 600 metros al noreste del casco urbano y con ello la vía existente y la que unirá Sevilla, Málaga y Granada con AVE.

Vega se reunió también el viernes con la Dirección Nacional de Supresión de Pasos a Nivel, donde explicó que, con esta alternativa, la supresión del paso de la Carretera de Carmona (con un coste de 3,5 millones y una rampa que partiría casi del nuevo centro de salud) podría hacerse de otra forma. También salió "satisfecho".

Estas reuniones en Madrid coinciden con el primer aniversario de la plataforma ciudadana Alejar las vías, que se constituyó el 15 de enero de 2007, después de que el anterior gobierno local socialista dejara pasar los plazos de alegaciones al trazado del AVE sin presentar la propuesta de alejamiento aprobada en el Ayuntamiento por unanimidad. La Plataforma, que ha presentado quejas que el Defensor del Pueblo está tramitando, asegura que el tramo de tres kilómetros que afecta a Marchena está "paralizado", pese a que las obras del resto van a iniciarse próximamente.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios