Educación

El instituto olvidado por la Junta en Dos Hermanas

  • Las obras del centro, que debía haber abierto este año, están paradas desde septiembre de 2022

  • Tragsa se hizo con los trabajos tras abandonar el contrato la primera empresa adjudicataria por el incremento de los costes de materiales

  • El déficit de centros en la localidad aumenta tras el cierre del IES Gonzalo Nazareno por el temporal Bernard

  • Empieza a construirse el nuevo comedor del CEIP Valdés Leal en Sevilla

El esqueleto de hormigón en el que se encuentra desde hace un año el nuevo instituto de Dos Hermanas.

El esqueleto de hormigón en el que se encuentra desde hace un año el nuevo instituto de Dos Hermanas. / D. S.

En julio de 2021 nadie faltó a la colocación de la primera piedra del que iba a ser el nuevo instituto de Educación Secundaria de Dos Hermanas. El vicepresidente de la Junta de Andalucía y consejero de Turismo, Regeneración, Justicia y Administración Local, Juan Marín; el entonces consejero de Educación y Deporte, Javier Imbroda; y el alcalde de Dos Hermanas, Francisco Toscano daban el pistoletazo de salida a una obra con una inversión de 3,5 millones de euros que debía estar acabado en su primera fase en un plazo de un año. Sin embargo, más de dos años después sólo hay esqueletos de algunos edificios de una obra parada desde mediados de 2022.

En mayo de 2021 se licitó una construcción cuya actuación supondría la creación de un nuevo IES de dos líneas, con 240 puestos escolares. En la segunda fase del nuevo instituto se preveía dotarlo con otras dos líneas más de Secundaria y dos de Bachillerato en una parcela ubicada en la zona sureste del municipio, lindando con la carretera N-IV, entre el CC Way y el CC Sevilla Factory.

La construcción de este nuevo centro educativo está incluida en el Plan de Infraestructuras Educativas de la Consejería de Educación y Deporte, que se ejecuta a través de la Agencia Pública Andaluza de Educación (APAE) con un presupuesto de casi 3,4 millones de euros. Cuenta con financiación del Fondo Europeo de Desarrollo Regional.

Los primeros retrasos

En enero de 2022 la obra ya sufría retrasos, al encontrarse al 20% de ejecución a seis meses de la conclusión de la primera fase. Poco después se paró. Volvió a reanudarse algún tiempo después a un ritmo más lento, hasta que en septiembre de ese año, cuando debía estar ya en funcionamiento la primera fase, los trabajos se detuvieron definitivamente. Dejaron un esqueleto de hormigón sin respuesta alguna de la Junta.

Desde la Consejería de Educación se culpó entonces a la empresa adjudicataria, que abandonó el contrato por el aumento de los costes de los materiales. Un problema que en toda Andalucía sólo afectó a tres obras de centros educativos de los 24 proyectados, gracias al decreto ley que aprobó la Junta para revisar al alza los contratos con el objetivo de paliar los efectos de la subida de precios de los materiales.

En Dos Hermanas la Junta rescindió el contrato para que se encargase de su finalización la empresa pública Tragsa, "que es la vía que más acorta los plazos", apuntaban fuentes del ente público el pasado mes de febrero sin que se haya puesto desde entonces un ladrillo más. La otra opción, que era volver a sacar a licitación la obra, era un procedimiento más largo y se descartó, aunque desde septiembre de 2022 no ha habido avance alguno.

El pasado febrero fuentes de la Junta indicaban que se estaba "con la redacción del proyecto de finalización", que hay que hacer necesariamente, pero cuando faltan dos meses para terminar2023 donde debía haber ya 240 alumnos recibiendo enseñanzas únicamente hay un solar con armazones de hormigón.

Los efectos de Bernard

A este retraso en una infraestructura clave en una localidad con evidentes faltas de plazas de ESO, se ha unido ahora un grave problema en el IES Gonzalo Nazareno que padres de alumnos achacan a la dejadez de la administración pública. El centro ha cerrado sus puertas por daños estructurales en su edificio por los efectos de la borrasca Bernard, que ha venido a acelerar los problemas que sufría anteriormente sin que desde la consejería se ejecutaran programas para reparar las visibles grietas que ya había en techos y paredes.

El lunes se determinó el cierre del centro educativo nuevo aviso. Las clases se imparten de manera on line, como en la pandemia, mientras se perita el estado del instituto. Las quejas de los padres no sólo se dirigen a la dejadez de la Junta, que no promovió ningún plan previo a las necesarias reformas por el evidente mal estado de un centro público, sino por la metodología implantada a través de plataformas de estudios en la que los escolares reciben tareas sin apenas dar clases, con el claro perjuicio que supone para los jóvenes.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios